Cuatro fallecidos por una avalancha en la estación francesa de Mont-Dore

Imagen del rescate, en el departamento francés Puy de Dome
Imagen del rescate, en el departamento francés Puy de Dome

TRES ESQUIADORES MÁS RESULTARON LEVEMENTE HERIDOS. LA FISCALÍA DE CLERMONT-FERRAND ABRIÓ EL DOMINGO UNA INVESTIGACIÓN PARA DETERMINAR LAS CAUSAS DEL ACCIDENTE

El mundo de la montaña llora la muerte de cuatro esquiadores de montaña sepultados por una avalancha. El suceso ocurría este domingo en los alrededores de la estación francesa de Mont-Dore, en el departamento de Puy-de-Dôme, situada en pleno Macizo Central francés.

«Estamos investigando la identidad de las víctimas y su edad», ha explicado Sébastien Dubourg, alcalde de Mont-Dore, estación de esquí del macizo de Sancy, al norte del parque natural regional de Sancy.

El grupo de esquiadores de la Mont-Dore iba con un guía

Poco antes de las 13:00 horas del domingo se produjo una avalancha en el valle de Enfer, situado encima de la estación, a unos 1.600 metros de altitud. Un grupo de esquiadores, entre ellos un guía, avanzaban por una zona fuera de pista cuando quedaron atrapados por la nieve. Cuatro de ellos murieron, otros tres resultaron levemente heridos. Sólo uno ha sido hospitalizado, aunque no se teme por su vida.

«Es una tragedia», describió la prefectura, explicando que las siete víctimas estaban atadas con cuerdas en el momento de la avalancha y «quedaron sepultadas» por el deslizamiento de la capa de nieve.

El periódico local La Montagne informó que los afectados por la avalancha eran esquiadores de montaña de un club cercano que habían realizado una ruta fuera de pista con un guía.

La zona había recibido una nevada de 50 cm

En el valle donde se produjo el alud, habían caído cincuenta centímetros de nieve en cuatro días. Con toda esta nieve, se había formado una especie de embudo fuera de pista. Además, el riesgo de aludes se situaba este domingo en nivel 3 sobre 5.

“El mundo de la montaña está de luto”, afirmó el teniente coronel de la gendarmería Lenne. Recordaba que cincuenta socorristas intervinieron tras la noticia de “un deslizamiento de nieve”. No en vano, trabajaron para encontrar a las personas sepultadas hasta última hora de la tarde.

A las 17:15 horas, pocas horas después del deslizamiento, la prefectura indicó que la búsqueda había terminado, habiendo sido encontrados todos los escaladores.

Se pide precaución al salir fuera de las pistas

Los técnicos piden mucha precaución y respetar las normas en la montaña. Recuerdan que los turistas e incluso las personas experimentadas deben informarse antes de partir. Recuerdan que la seguridad en los fuera pistas nunca es total.

A mediados de enero, el pelotón de gendarmería de alta montaña (PGHM) llamó a los montañeros a tener precaución, tras recuperar un esquiador arrastrado por una avalancha. «Cuidado a pesar de las ligeras nevadas, las placas de viento se desencadenan y pueden provocar avalanchas», advierten.

La fiscalía de Clermont-Ferrand abrió el domingo una investigación para determinar las causas del accidente.

Deja un comentario