Eguibar se exhibe a pies del Veleta y gana la Copa del Mundo de Sierra Nevada

Lucas fue el mejor en todas y cada unas de las series, después de haber marcado el mejor tiempo en la clasificación

Lucas Eguibar ha dominado de principio a fin, la Copa del Mundo SBX de Sierra Nevada
Lucas Eguibar ha dominado de principio a fin, la Copa del Mundo SBX de Sierra Nevada

El español Lucas Eguibar se exhibió este sábado al anotarse con tremenda autoridad y ante su afición la prueba de la Copa del Mundo de snowboard cross (SBX) disputada en Sierra Nevada. En laprueba femenina se impuso la francesa Chloe Trespeuch.

Eguibar, nacido hace 26 años en San Sebastián y ganador de la Copa del Mundo de 2014-15, firmó este sábado su cuarta victoria en esta competición, la primera en España y la primera que no logra en Veyssonaz (Suiza), donde festejó sus éxitos previos en 2015, 2016 y 2019; y donde apuntará a un nuevo triunfo el próximo fin de semana, en las finales del torneo.

El donostiarra, doble subcampeón del mundo -individual y en la prueba por equipos, junto al ceutí de la andaluza Regino Hernández– en los Mundiales de Sierra Nevada 2017, quería elevar el rango del metal, tal y como había indicado a Efe en una entrevista previa a la prueba disputada a pies del majestuoso Pico Veleta (3.388 metros). Y cumplió, ganando esta vez oro, en lugar de plata.

Eguíbar trunfó con total poderío en Sierra Nevada

Lucas fue el mejor en todas y cada unas de las series, después de haber marcado el mejor tiempo en la clasificación, suspendida por el fuerte viento el viernes; que se disputó finalmente este sábado antes de la prueba. En la que 32 hombres y 16 mujeres se midieron en eliminatorias de a cuatro en un circuito de 930 metros -con salida a 2.535 y desnivel de 145- y 27 módulos; en el que los cuatro mejores disputaron la Gran Final y los puestos del quinto al octavo se dirimieron en la final pequeña.

Pero el punto álgido se produjo con el triunfo de Eguibar, que declaró a Efe en meta, nada más vencer, que «ésta es la victoria más importante» de su carrera; que firmó en el evento deportivo invernal más importante organizado esta temporada en España.

‘Luki’, abanderado español hace dos años en los Juegos de PyeongChang (Corea del Sur), donde cayó en la primera ronda tras chocar con el italiano Omar Visintin, estuvo a punto de resarcirse el año pasado en los Mundiales de Solitude (Utah, Estados Unidos), donde disputó la final, pero se quedó con el siempre amargo cuarto puesto de entre los mejores cuatro.

Una plaza que repitió este curso en la primera prueba de la Copa del Mundo en Montafon (Vorarlberg, Austria), donde volvió a rozar el podio y donde había firmado hasta el momento su mejor resultado de la campaña. Quitando el octavo de Big White (Canadá), sus restantes dos puestos no le metieron siquiera en el ‘top 20’. Pero hace dos semanas ganó la prueba de la Copa de Europa de Grasgehren, en Alemania. Y a Sierra Nevada llegó hambriento de oro.

El vasco no dejó escapar su oportunidad

Demostró que es uno de los grandes valores del deporte español. Pasó primero de su serie en octavos, ronda en la que quedó eliminado Regino -bronce olímpico en Corea del Sur-, que estuvo parado tres meses a causa de una lesión de muñeca y de espalda que sufrió en una de las concentraciones de pretemporada en Saas Fee (Suiza). Y que, según indicó este sábado a Efe, «ya mismo» empieza «a pensar en la siguiente temporada».

Al igual que en octavos, Paul Berg secundó a ‘Luki’ en la serie de cuartos; y el alemán cruzó de nuevo por detrás de él la meta de la semifinal, antes de disputar la Gran Final. En la que Eguibar -campeón mundial júnior en 2013 y Diploma olímpico un año después, en los Juegos de Sochi (Rusia), en los que fue séptimo- relegó al segundo puesto al austriaco Alessandro Hämmerle, último ganador de la Copa del Mundo, y que este sábado tomó el liderato de la actual.

Berg se conformó con el tercer puesto y otro austriaco, Jakob Dusek, fue cuarto. Al italiano Lorenzo Sommariva no le bastó con ganar la final pequeña, por delante del siempre espectacular estadounidense Hagen Kearney, para retener el liderato del torneo.

Moioli fue la mejor clasificada pero el triunfo fue para la francesa Chloe Trespeuch

Sí lo retuvo, en la Copa del Mundo femenina, la italiana Michela Moioli, vigente campeona olímpica; que fue la mejor por la mañana en la clasificación, pero que se tuvo que conformar con el segundo puesto en la final, que ganó la francesa Chloe Trespeuch.

Trespeuch se anotó una prueba en cuya semifinal se accidentó de forma espectacular la suiza Lara Casanova -evacuada a un hospital de Granada y que presumiblemente sufre una lesión en la cadera- y que se resolvió con un cartel de lujo en la final. En la que la última ganadora de la Copa del Mundo, la checa Eva Samkova -oro olímpico en Sochi’14- se cayó, conformándose con el cuarto puesto; y en la que la australiana Belle Brockhoff, segunda en la general, también subió al podio, al acabar tercera.

Una prueba en la que la estación andaluza -que ya organizó con excelencia los Mundiales de esquí alpino de 1996 y los de ‘snow’ y freestyle (esquí libre y acrobático) de hace tres años- volvió a poner a España en el epicentro de la nieve mundial. Y en la que contó con apoyo institucional de primer nivel: el Presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, gran aficionado al esquí y presente desde el viernes, entregó el trofeo al vencedor. Eguibar volvió a ganar. Y en Sierra Nevada brilló de nuevo el sol. EFE

Deja un comentario