Reabierta la vía C-13 de acceso a Espot, Tavascán y el valle de Arán

La reapertura tiene por el momento paso alternativo en los dos sentidos de la marcha

Imagen de la reapertura de la C-13
Imagen de la reapertura de la C-13 FOTO: Damià Calvet (Twitter)

La comarca leridana del Pallars comienza a ver la luz. La carretera pirenaica C-13, entre Rialp y Llavorsí (Lleida), ha sido abierta al tráfico a primera hora de la tarde. De momento se ha dado paso alternativo, tras permanecer cerrada al tránsito desde la noche del viernes por un desprendimiento de rocas.

Se trata de la vía de acceso a las estaciones de esquí catalanas de Espot, Port Ainé y el Valle de Arán.

El conseller de Territorio, Damià Calvet, ha informado en Twitter de la reapertura de la carretera a las 14.30 horas con un paso alternativo para los dos sentidos de la circulación.

Los desprendimientos en la calzada e iniciaron a primeras horas de la tarde del viernes. Inicialmente se dio paso alternativo en el tramo afectado. Pero tras la caída de más piedras, la circulación quedó interrumpida a las 20.30 h en ambos sentidos a los vehículos.

Preocupación en la comarca del Pallars por los incidentes de la C-13

La comarca pirenaica del Pallars vive con preocupación el impacto económico que supone el corte durante las fiestas navideñas. Este pasado sábado, los restauradores y hoteleros de Esterri d’Àneu -la localidad más cercana a la estación de esquí de Espot- ya notaron un importante descenso de visitantes y numerosas cancelaciones.

Los alcaldes de las localidades afectadas han reclamado más atención y más inversiones en el Pallars Sobirà.

La Generalitat ha anunciado la previsión de aumentar la partida presupuestaria para el mantenimiento de esta vía pirenaica. La misma carretera ha sido también cortada al tráfico cien kilómetros al sur -en la zona leridana de Camarasa-, con paso alternativo durante más de una hora, por caída de piedras de grandes dimensiones.

Deja un comentario