Alex Txikon intentará ser el primer alpinista en hollar el K2 en invierno

Después de cuatro intentos fallidos, la expedición del vizcaíno comenzará el próximo día 2 de enero

El alpinista vizcaíno durante una expedición
El alpinista vizcaíno durante una expedición FOTO: Alex Txikon

El vizcaíno Alex Txikon intentará convertirse en el primer alpinista de la historia en hollar en invierno la cima del K2 (8.611 metros). Es la segunda cumbre más alta de la tierra, donde la expedición formada por un equipo de diez personas comenzará el próximo 2 de enero.

El proyecto, presentado ese jueves en Bilbao y denominado ‘WinterTopAppeal by Alex Txikon’, contempla además la colaboración con dos estudios científicos. En primer lugar se hará un estudio sobre el efecto del cambio climático en el glaciar del Baltoro, sin obviar otro médico de investigación acerca de la falta de oxígeno en condiciones extremas.

Además, se desarrollará una iniciativa humanitaria para la formación de personal sanitario en la zona y el reparto de la entrega de media tonelada de productos médicos y nutricionales junto a la Fundación Félix Baltistán.

Después de cuatro intentos fallidos, Txikon intentará ser el primer alpinista de llegar al K2 en invierno

En el aspecto deportivo, Txikon destacó que tratará de aprovechar su experiencia en los intentos fallidos de ascensión invernal al Everest, en 2017 y 2018. No en vano, intentará conseguir uno de los retos más imponentes que puede alcanzar el ser humano al único coloso que no ha sido aún conquistado en esa época del año.

De hecho solo se han realizado cuatro intentos (1998, 2003, 2012 y 2018) y la cota más alta fueron los 7.650 metros a la que ascendieron Denis Urubko y Piotr Morawski en 2012. Txikon estará acompañado por el gallego Félix Criado, con quien ya intentó el K2 en 2013, y un grupo de ocho sherpas.

El plan del vizcaíno contempla un primer ‘trekking’ de aproximación de una semana de duración desde Skardu hasta los 5.000 metros donde instalarán el campo base.

Allí, según avanzó Txikon, los expedicionarios construirán varios iglús para poder soportar mejor temperaturas que pueden alcanzar los 30 grados bajo cero y vientos de más de 100 kilómetros por ahora. Dentro de esas construcciones de nieve podrían ‘disfrutar’ de cero grados “e incluso valores positivos con la ayuda de una velas”.

Acerca de la vía de acceso a la cumbre, el montañero confesó que aún tiene “dudas” entre hacerlo por la pared este, “más protegida del viento” o por la más tradicional de la ruta de loa Abruzzos. EFE

Deja un comentario