Un posible cambio de tiempo a final de noviembre podría traer el preciado maná blanco

El anticiclón podría abandonar la Península el fin de semana y abriría la entrada a vientos más húmedos. La cota de nieve podría desplomarse la semana próxima

El tiempo podría dar un vuelco de 180º de cara a la semana próxima con frío y nieve
El tiempo podría dar un vuelco de 180º de cara a la semana próxima con frío y nieve

El tiempo anticiclónico de esta semana parece que tiene los días contados. El fin de semana podría estar marcado por un primer cambio de tiempo, con algunas precipitaciones. Preludio de las primeras nevadas, todo apunta a una perturbación con bastante frío y mucha nieve de cara a final de mes.

La semana ha comenzado con tiempo estable. En este sentido, el sol acompañado por temperaturas agradables de día contrastan con noches más frías. El jueves próximo estaría marcado por bandas de nubes, aunque sin precipitaciones en conjunto. El cambio de tiempo podría iniciarse a final de semana que abriría las puertas a un escenario de precipitaciones.

Si las previsiones acaban cumpliéndose, el grueso de precipitaciones podría ser destacable
Si las previsiones acaban cumpliéndose, el grueso de precipitaciones podría ser destacable
FOTO: Aficionados a la meteo

Dani Ramírez, meteorólogo de la televisión autonómica de Catalunya explica que:

«se acerca un cambio de tiempo alrededor del 30 de noviembre. Cierto, que la probabilidad es baja según los modelos meteorológicos, pero si es cierto que alta según la estadística del calendario».

Tal y como dice el refranero, por San Andrés la nieve en los pies

Habrá que estar pendientes de la evolución de un frente que podrá afectar con mayor o menor efectividad el fin de semana. La isobara de 0º C se situaría alrededor de los 1.500 m. No será un gran temporal pero si abriría la puerta a un escenario mucho más movido de cara a la próxima semana.

Buenas noticias para los amantes de la nieve. Todo apunta a la entrada de una borrasca de cara a la semana próxima con posibles precipitaciones de nieve, y vientos moderados del noroeste. Las temperaturas mínimas, a 1.500 m bajarían hasta los -4 C.

Los mapas avistan de una entrada polar-ártico-marítimo, con lo cual vendría cargada de humedad y frío. Pese a ello, y con la mirada puesta a una posible gran nevada, habrá que esperar hasta domingo próximo para tener mayor fiabilidad.

 

Deja un comentario