TV3 estrena este martes el reportaje sobre la tragedia del Balandrau

El relato, de la inesperada ventisca en el Pirineo que acabó con la vida de diez excursionistas, narrado por supervivientes se emitirá el 18 de mayo

'Balandrau, infern gelat', una película muy intensa de TV3
'Balandrau, infern gelat', una película muy intensa de TV3 FOTO: CCMA

Era 30 de diciembre de 2000, cuando diversos montañeros emprendieron la marcha hacia la cima del Balandrau (2.585 m). La montaña pirenaica de la comarca catalana del Ripollès y cerca de la Vall de Núria presentaba las mejores condiciones de tiempo y nieve para subir con esquís de montaña. Nadie podía imaginar que un repentino cambio de tiempo convertiría el Balandrau en un infierno helado en la que perderían la vida nueve personas además de otra en Port Ainé.

La televisión autonómica de Catalunya (TV3) estrena este martes 18 de mayo “Balandra, infern gelat”, en el programa “Sense ficció”. El film, dentro de la nueva edición del festival DocsBarcelona, ​​se alargará hasta el 30 de mayo. El documental estará narrado en primera persona por los supervivientes.

“Fue como si cada segundo te tiraran una pala de nieve a una velocidad de 100Km/h”, comenta uno de los supervivientes

Balandrau, una trampa mortal

El buen tiempo de aquella mañana cambió de forma brusca e inesperada a las dos de la tarde. Los montañeros se vieron sorprendidos por el episodio meteorológico más terrible ocurrido en los Pirineos. Sin lugar a dudas, fue el tercer peor accidente a nivel mundial a causa de la violencia del viento en la montaña.

Una primera ráfaga de viento de más de 100 Km/ h dejaba sin aliento a todos los excursionistas que habían subido aquella mañana plácida, soleada, en busca de la buena nieve. El Balandrau se convertiría en poco tiempo en una trampa mortal.

La potente ventisca, con sensación térmica de -30ºC, trasladó las duras condiciones de las cumbres del Himalaya a los Pirineos en cuestión de minutos, explica Filmin. Un retrato de la tragedia narrado en primera persona por los supervivientes y por aquellos que arriesgaron su vida en los trabajos de rescate, que implicaron un despliegue de medios sin precedentes.

Uno de los momentos del film
Uno de los momentos del film

Las condiciones de nieve, frío y viento eran más propias del Everest que no las cimas del Ripollès

Aquella mañana, Josep Maria Vilà, un bioquímico de 27 años, se fue con su novia y tres amigos al Balandrau con esquís de montaña. Como ellos, el Pirineo estaba lleno de excursionistas y esquiadores que querían disfrutar de un día espléndido y de la abundante cantidad de nieve acumulada aquel final de año.

“Hacía sol, la temperatura era buena, y estábamos todos muy contentos de estar allí y comenzar un día de excursión. Nada hacía pensar que pasaría más tarde “, comenta Vilà.

A las dos de la tarde comenzó el episodio meteorológico más terrible que nunca ha habido en el Pirineo. Una ventisca con viento huracanado de 100 Km/ h y sensación térmica de -30ºC levantaba la nieve de forma descontrolada. Era imposible moverse para iniciar el descenso.

“Murieron nueve excursionistas por el cambio brusco de las condiciones meteorológicas, con una ventisca que soplaba muy fuerte y generando en pocos minutos unas condiciones de nieve, frío y viento más propias del Everest que no las cimas del Ripollès”, prosiguió el superviviente.

El documental Balandrau, infern gelat, está dirigido por Guille Cascante y coproducido por Goroka y Lastor Media con Televisión de Cataluña. El film reconstruye aquellos hechos de la Nochevieja de 2001.

Deja un comentario