Aureli Bisbe, director 30 años de Baqueira, preside ahora la OITAF

Bisbe en su primer discurso como presidente de OITAF
Bisbe en su primer discurso como presidente de OITAF FOTO: Baqueira Beret

BISBE ES EL PRIMER ESPAÑOL EN SER NOMBRADO COMO PRESIDENTE DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRANSPORTE POR CABLE

El Congreso Mundial de Teleféricos de la Organización Internacional del Transporte por Cable (OITAF), que se celebra cada seis años, ha nombrado al español Aureli Bisbe como nuevo presidente de la organización. La elección, del que también es el actual Presidente de Baqueira Beret, se ha decidido en el Congreso Mundial de Teleféricos del 17 al 21 de junio de 2024 en Vancouver (Canadá).

La Organización Internacional del Transporte por Cable (OITAF) se fundó en el año 1959 y está formada por 32 países. Integra a operadores de teleféricos, fabricantes, autoridades y otras instituciones del ámbito de la investigación y el desarrollo del transporte por cable, con el objetivo de avanzar conjuntamente en mejoras técnicas, económicas y jurídicas del sector y resolver sus retos y dificultades. Destacar que el transporte por cable es ambientalmente sostenible ya que se alimenta de energía eléctrica y no genera emisiones localmente. Por tanto, puede alimentarse con energías renovables por lo que es considerado un medio de transporte de emisiones cero.

Bisbe, elegido el día 18 de junio y es el primer español en ostentar este cargo

El nuevo presidente declaró que aceptaba su nombramiento con muchas ganas de “trabajar para seguir extendiendo la utilización del transporte por cable ya que, más allá de su implantación en estaciones de esquí, es un medio de locomoción cada vez más utilizado en ciudades para mejorar la movilidad además de no emitir emisiones directas y contribuye a evitar contaminación en entornos urbanos”.

El barcelonés fue durante 30 años, entre 1984 y 2014 director de la estación de esquí de Baqueira Beret y antes había trabajado en La Molina, Espot, Vallter y Cerler. Este Ingeniero Industrial y esquiador de competición en su juventud, fue presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM) y actualmente lo es de la Associació Catalana d’Estacions d’Esquí i Activitats de Muntanya (ACEM).

El catalán asegura que una de sus primeras tareas será organizar la recogida de datos por parte de los países, empresas e instituciones integrantes de la OITAF para recabar la máxima información de cara a la evolución del transporte por cable. En especial para la mejora de seguridad y sostenibilidad.

El presidente saliente de la entidad, el austriaco Jörg Schröttner felicitó a Bisbe destacando que es el primer español que accede al cargo. Anteriormente han sido presidentes tres italianos, dos suizos, dos austriacos y un francés.

El futuro del transporte por cable a través de la OITAF

En sus casi 65 años de actividad, la OITAF ha supervisado numerosos avances en el campo de los teleféricos y ha participado en su desarrollo. Con el apoyo de sus seis comisiones de estudios, esta entidad se enfrenta constantemente a nuevos desafíos y sus estudios son un referente fundamental en este sector.

Todos los profesionales interesados en el transporte por cable tuvieron la oportunidad de asistir esta semana a ponencias sobre las últimas tecnologías y proyectos en Vancouver, y de compartir sus experiencias con otros expertos en el citado congreso. La anterior edición tuvo lugar en Bolzano, la sede de la Secretaría General de la OITAF, en 2017.

En la actualidad la OITAF trabaja en sistemas autónomos a través de tecnología inteligente conectada en red que, combinada con los conocimientos técnicos del personal operativo calificado, garantiza la máxima seguridad de este medio de transporte.

El interés por el sector de los teleféricos va en aumento y tiene varias facetas. Los teleféricos tienen cada vez más peso en las zonas urbanas debido al crecimiento de las zonas residenciales y a la creciente congestión del tráfico. La OITAF comparte sus experiencias con los proyectos actuales de teleféricos urbanos para su integración en el transporte público. Por estos motivos, a escala internacional, el mercado del teleférico está en crecimiento. En las zonas urbanas, se han hecho importantes inversiones, especialmente en América del Sur y América Central, por ejemplo, en Bolivia y México. En Europa destacan las instalaciones de París, Toulouse y Essen.

Los proyectos clásicos sobre teleféricos que se llevan a cabo en los países alpinos y en América del Norte están contribuyendo a mejorar significativamente la calidad del transporte y, por consiguiente, también siguen impulsando el turismo. Aparte de en el sector turístico de invierno, los teleféricos también están desplegando cada vez más su potencial en el sector turístico estival y de ocio.

También es misión de la organización garantizar la seguridad de los teleféricos y que además su funcionamiento sea sostenible, con el fin de proteger los intereses ecológicos, económicos y sociales.

Deja un comentario