Nepal recoge 11 toneladas de basura y retira restos humanos en el Everest

La acumulación de basura en el Everest es un problema que aumenta progresivamente y de muy difícil solución
Acumulación de basura en el Everest

DESDE LA CAMPAÑA EN 2019, SE HAN RECOGIDO HASTA 12 CADÁVERES Y 180 TONELADAS MÉTRICAS DE BASURA

El Ejército de Nepal ha retirado hasta once toneladas de basura en la región del Everest, tras finalizar la campaña esta primavera y con motivo del Día Mundial del Medioambiente. Igualmente, recuperaba cinco cadáveres en una temporada que se ha alargado durante casi dos meses.

Los militares encontraron cuatro cadáveres y un esqueleto humano de otro escalador. La limpieza de desechos sólidos se ha ampliado al Everest (8.848 metros), el Lhotse (8,516 metros) y el Nuptse (7.861 metros).

El jefe del Estado Mayor del Ejército honró al equipo y a los guías sherpas 

El jefe del Estado Mayor del Ejército, Prabhu Ram Sharma, durante un evento para celebrar el exitoso cierre de la campaña de 55 días aquí el miércoles, Día Mundial del Medio Ambiente, alegó que;

“a pesar del clima y las condiciones adversas, alrededor de 11.000 kg de basura, cuatro humanos Durante esta campaña se recogieron cadáveres y un esqueleto”. En la ocasión, el jefe del Ejército también honró a los miembros de la campaña de limpieza de la montaña, incluidos los guías sherpas de apoyo, por su valiosa contribución en la recogida de basura y restos humanos.

El equipo de limpieza, que escaló con éxito el Monte Everest, informó el portal MyRepublica, que desde que se lanzó la campaña en 2019, se han recogido hasta 12 cadáveres y 180 toneladas métricas de basura de estas zonas montañosas, incluido el pico del Monte Everest.

Se trata de la quinta edición de esta campaña de recogida de desechos que protagoniza el Ejército nepalí. No en vano, se prevé que continúe en los años venideros con el fin de minimizar el impacto de la contaminación ambiental y proteger las montañas.

El Everest suma cada año unos 1.500 alpinistas

Nepal cuenta con ocho de los 14 picos más altos del mundo, todos ellos con una elevación superior a los 8.000 metros, y el montañismo es una fuente importante de ingresos para el país.

La otra cara de la moneda es que las en torno a 1.500 personas que cada año suben al Everest, si se suman los guías de montaña y los porteadores, dejan detrás toneladas de residuos como bombonas vacías de oxígeno o restos de comida, así como excrementos.

Deja un comentario