Lleida prevé alta ocupación en las pistas de esquí por Semana Santa

La nieve de las delicias en Boí Taüll
La generosidad de las nevadas permite a Boí Taüll alargar la campaña hasta el 14 de abril FOTO: Boí Taüll

JUNTO AL DEPORTE BLANCO, QUE PERMITIRÁ ALARGAR LA TEMPORADA, LOS DEPORTES DE AVENTURA TAMBIÉN ESTARÁ PRESENTES EN PASCUA

El Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida prevé una ocupación turística desde el Jueves Santo hasta el lunes de Pascua que podría situarse entre el 90%. Incluso podría llegar a la plena ocupación en las zonas turísticas de las comarcas leridanas, siempre que las condiciones meteorológicas acompañen. A añadir que el porcentaje será inferior del sábado 23 de marzo hasta el miércoles 27.

Las nevadas de hace algunos días y la prontitud de las fechas mantendrán unos altos niveles de ocupación desde Jueves Santo hasta el lunes de Pascua

Las últimas nevadas han reactividad la temporada de esquí en las estaciones de alpino en su tramo final de la campaña. Las estaciones de nórdico sólo estarán abiertas para usos turísticos en este período festivo por la falta de nieve suficiente. Por su parte, las empresas de turismo activo con actividades de agua comienzan prácticamente la nueva campaña coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa.

Otra instantánea de primeros de marzo
Instantánea de primeros de marzo
FOTO: Baqueira Beret

El vicepresidente del Patronato de Turismo, Juan Antonio Serrano ha destacado el optimismo del sector y del propio Patronato de turismo de cara a las previsiones de ocupación para estas vacaciones de Semana Santa en la demarcación de Lleida.

“Semana Santa permite combinar el tramo final de la temporada de esquí en el Pirineo de Lleida con los deportes de aventura con el inicio de las actividades de agua como el rafting por los ríos de la demarcación y realizar rutas a pie o en bicicleta por diferentes lugares, pasando por la observación ornitológica, la floración de los árboles, la observación astronómica y las rutas y visitas culturales o las fiestas populares y gastronómicas, entre otros”.

Serrano también ha destacado el hecho de que la Semana Santa de este año sea tan temprana en el calendario, entre el 29 y el 1 de abril, favorece los destinos de montaña y de interior.

Los alojamientos a pie de pistas podrían rozar el 100% de ocupación

El volumen de ocupación a pie de pistas oscilará entre el 90% y la plena ocupación del Jueves Santo en el lunes de Pascua. De las cuatro noches de estancia, la mayor ocupación se producirá del Viernes Santo hasta el lunes de Pascua, cuando se prevé que algunos establecimientos lleguen a la plena ocupación.

El fin de semana del 23 y 24 de marzo también se espera que la ocupación sea alta, en torno al 60 o 70 %, mientras que del 25 al 27 se calcula que podría situarse en torno al 40 % de media, siempre que la climatología acompañe.

Port Ainé
Port Ainé
FOTO: Esquiades.com

La climatología tendrá un papel determinante en estas fechas en cuanto a las actividades que practicarán los turistas en las comarcas del Pirineo y las Tierras de Lleida durante la Semana Santa. Con temperaturas bajas, el esquí y las actividades vinculadas con la nieve serán el principal polo de atracción. En caso de que las temperaturas vayan en aumento y la climatología acompañe, también se verán favorecidas las diferentes actividades de naturaleza y de agua.

La temporada de esquí en el Pirineo de Lleida seguirá hasta el 14 de abril

Por lo que respecta al esquí, los centros invernales de alpino del Pirineo de Lleida ofrecen unos buenos grosores de nieve después de las nevadas caídas este mismo mes de marzo. Las instalaciones y pistas estarán a pleno rendimiento durante toda la Semana Santa.

De esta forma, la actividad blanca permanecerá abierta hasta el final de la temporada, prevista por Baqueira Beret, Port Ainé y Espot Esquí para el domingo 7 de abril. En cambio, las grandes nevadas en Boí Taüll permitirá alargarse hasta el fin de semana siguiente, el domingo 14 de abril. Entre semana, del 8 al 12 permanecerá cerrada y reabrirá para el fin de semana del 13 y 14 de abril.

Desde el inicio de la campaña el complejo de Baqueira Beret había previsto el cierre para el 7 de abril, mientras que las dos estaciones del Pallars Sobirà y la de la Alta Ribagorça, gestionadas por Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, han decidido alargar la temporada más allá de la fecha prevista inicialmente el Lunes de Pascua, gracias a los buenos grosores de nieve que tienen después de las nevadas recientes.

Por su parte, la estación de Port del Comte tiene previsto cerrar la campaña el Lunes de Pascua, siempre que las condiciones climatológicas le permitan mantener las instalaciones y la nieve en buenas condiciones. La mixta de Tavascan prevé cerrar la actual temporada el día 30 de marzo.

Finalmente, las de nórdico, afectadas por la falta de nieve suficiente durante buena parte de esta campaña, sólo permanecerán abiertas en Semana Santa para usos turísticos, después de que las altas temperaturas de estos días hayan fundido la nieve caída a primeros de marzo.

El Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida prevé que durante el período de diez días de vacaciones de Semana Santa las estaciones de esquí del Pirineo de Lleida puedan vender más de 100.000 forfaits, una cifra que podría incrementarse si el tiempo acompaña. La Semana Santa del pasado año se vendieron 60.000 forfaits

.

Las actividades de deportes de aventura

Los deportes de aventura serán el otro producto estrella para estas vacaciones de Semana Santa. Unas 270 empresas, distribuidas por las trece comarcas leridanas, ofrecen casi una cincuentena de actividades de agua, tierra y aire para satisfacer todo tipo de demanda. Las empresas vinculadas con las actividades de agua, que comienzan la campaña prácticamente con las vacaciones de Semana Santa, estarán plenamente operativas por estas fechas con una plantilla que estará sobre el 50% del personal contratado en plena temporada, dado que muchos de los monitores inician trabajo en las empresas de turismo activo una vez finalizada la temporada de esquí.

Un grupo de rafting por las aguas del Noguera Pallaresa
Un grupo de rafting por las aguas del Noguera Pallaresa
FOTO: @Dfoto (Ara Lleida)

En Semana Santa el rafting seguirá siendo el rey de los deportes acuáticos, junto con el descenso de barrancos, las piraguas, el kayak y el hidrospeed. Su práctica estará muy vinculada estos días a las condiciones meteorológicas. Desde el sector del turismo activo han destacado que las reservas de agua en forma de nieve se han incrementado notablemente en los últimos días debido a las últimas nevadas, lo que representa una buena noticia de cara a la nueva temporada que acaba de empezar. Otras actividades que tendrán una fuerte demanda en estas fechas son las relacionadas con la BTT, la hípica, el senderismo y el trekking, así como las disciplinas aéreas como el parapente, entre otras.

Deja un comentario