Boí Taüll, la nieve y el deporte comparten cartel todo el año

La cota más alta de la estación, Puig Falcó (2.751m) augura buenos descensos
La cota más alta de la estación, Puig Falcó (2.751m) augura buenos descensos FOTO: Boí Taüll

LA ESTACIÓN DEL PIRINEO DE LLEIDA -QUE YA TRABAJA PARA LA COPA DEL MUNDO DE SKIMO DEL 2025-, SUMA GRUESOS DE HASTA 100CM DE NIEVE Y ASEGURA EL ESQUÍ DE CARA SEMANA SANTA

Boí Taüll está de enhorabuena. La estación pirenaica de la Alta Ribagorza suma gruesos de hasta 100cm de nieve merced a las últimas nevadas. En este sentido, el centro más alto de los Pirineos (2.751 m) asegura la apertura de la temporada hasta después de Semana santa.

Boí taüll posee hasta 100cm de nieve, lo cual garantiza el esquí para las fiestas de Pascua

La estación catalana de FGC -sede de la Copa del Mundo de esquí de montaña a finales de enero-, ya trabaja para la próxima edición. La que fue sede del campeonato europeo de esquí de montaña en 2022 y de los mundiales de la misma especialidad el año pasado, volverá a recibir en 2025 el ISMF World Cup Skimo. Toni Segarra, director de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, explica que;

“Tras el éxito de esta última edición, la Copa del Mundo de skimo volverá el año próximo, así nos lo ha pedido la Federación Internacional de Esquí de Montaña (ISMF)”.

Una imagen de la prueba Vertical en Boí Taüll
(ARCHIVO) Campeonato de Europa de esquí de montaña en Boí Taüll 2022
FOTO: Skimoboitaull.cat

Las pruebas internacionales de esquí han dado más visibilidad a la estación de Boí Taüll y han puesto a los Pirineos en el mapa mundial de la nieve. Y es que cada vez son más los que se sienten atraídos por la estación de Lleida.

“Las competiciones han servido de escaparate para presentar nuestro producto. Por lo que hay más turismo en la zona y, es que, pese a que no ha sido un año generoso de nevadas, Boí Taüll tiene buena calidad de nieve”, añade el presidente de FGC.

Boí Taüll, una estación multidisciplinar

Junto al grueso de itinerarios para la práctica del esquí de montaña, la altura le da la razón. Con una cota máxima de 2.751m, el centro invernal de 45 Km de descensos asegura la nieve hasta bien entrada la primavera.

Las raquetas de nieve son aptas para todos los públicos
Las raquetas de nieve son aptas para todos los públicos
FOTO: Vallboi.cat

Las raquetas de nieve tienen un peso específico en Boí Taüll. Que mejor que descubrir el entorno natural que rodea la estación haciendo deporte. No en vano, los amantes de esta modalidad disponen de un par de circuitos señalizados para las raquetas. La actividad se dirige tanto para principiantes como para deportistas avanzados.

Los peques de la familia disponen de la Zona Lúdica. Se trata de un área ideal para la diversión de los niños y las familias. Junto al servicio de guardería de 2 a 6 años, el jardín de nieve hará las delicias a los que comienzan a dar los primeros pasos sobre la nieve. El espacio cuenta demás con rueda de donuts y pista de trineos.

Las actividades todo el año

La estación ha desestacionalizado las temporadas y diversificar a lo largo del año. En este sentido, el centro ribagorzano sigue firme a la apuesta deportiva también en verano. Y es que las actividades en el entorno natural tienen un peso específico fuera de la nieve.

“Hemos desestacionalizado lo que sería puramente esquí en invierno. Tenemos claro que una estación de montaña debe ofrecer un amplio abanico de posibilidades. En este aspecto, hemos apostado e invertido por las actividades durante el verano como son las bicicletas, circuitos de carreras, excursiones. Además, esta primavera estrenaremos una tirolina con más de 1.000m de descenso”, concluye Segarra.

Salidas para toda la familia
Salidas para toda la familia
FOTO: Boí Taüll

La gastronomía invita a tomar un descanso

Las cafeterías de Boí Taüll proponen una parada. Las cafeterías Guineu y Self Service Isard proponen comer algo rápido para continuar con el deporte favorito.

La nieve y los esquiadores no han faltado a la cita inaugural
El descanso del guerrero CRÉDITOS; Boí Taüll

Los amantes de las vistas de altura tienen una cita en la Terraza Bar Solàrium Font Ginebrell, en la cota 2.035. Junto al Mirador del Pirineo, en el área de Vaques, ambas proponen un servicio de bocadillos, hamburguesas y bebidas frías y calientes. Finalmente, destaca el restaurante cafetería Carlina, con una selección de platos, tapas y menús para disfrutar de la buena mesa en un entorno idílico.

Deja un comentario