Odermatt sigue imparable en gigante y gana por tercera vez en Adelboden

Marco Odermatt gana el cuarto gigante de la temporada y lleva siete consecutivos. Hoy se ha impuesto a un sorprendente Aleksander Aamodt Kilde y a Filip Zubcic en unas condiciones muy adversas

Marco Odermatt celebra su victoria con parte de los 25.000 aficionados de fondo.
Marco Odermatt celebra su victoria con parte de los 25.000 aficionados de fondo.

Marco Odermatt ha vuelto a mostrar que no tiene rival alguno en el gigante. Hoy ha ganado el de Adelboden en unas condiciones muy adversas, sacando 1″26 a un sorprendente Aleksander Aamodt Kilde y 1″77 a Filip Zubcic, con los que ha compartido el podio. River Radamus, autor de una remontada de 16 puestos siendo el más rápido en la segunda manga, y Henrik Kristoffersen, que ha tenido que recuperar seis plazas, han cerrado el ‘top 5’.

Odermatt marca gran diferencia

Muy mala visibilidad y niebla intensa en la Chuenisbaergli. Se ha tenido que bajar la salida y se ha disputado con nieve muy blanda que iba cayendo levemente entre la niebla. No daba confianza alguna. Odermatt, el tercero en salir después de Kristoffersen, ha dejado al noruego a casi dos segundos. Su bajada ha sido perfecta y le ha dado a su esquí la intensidad que requería cada tramo de una pista con continuos cambios y algunos cruces de caminos. Por no hablar de la visibilidad.

Brennsteiner ha brillado en la primera manga para defraudar en la segunda.
Brennsteiner ha brillado en la primera manga para defraudar en la segunda.

Stefan Brennsteiner, con el dorsal once, ha sido quien más se ha acercado al suizo pero a poco más de un segundo. Tres dorsales después ha salido Kilde, con una bajada que no hacía sospechar que la hacía un velocista. Ajustando bien las puertas, la potencia de sus piernas le ha permitido aguantar bien el exigente final. Ocho esquiadores han entrado en tres décimas, del quinto al duodécimo. Feller, cuarto, dejaba paso al habitual suspense que le rodea cuando hace buenas primeras mangas.

Radamus remonta 16 plazas

En la segunda manga las condiciones se han mantenido y empeorado ligeramente. River Radamus ha apartado con rapidez del liderato al danés Christian Borgnaes (14º al final, su mejor resultado). El estadounidense se ha marcado una manga de ensueño, siendo el más rápido y esquiando agresivo y preciso.

Quedaban muchos por salir pero hasta que no lo ha hecho Zubcic, ocho dorsales más tarde, Radamus se ha sentado en la silla caliente. El croata, que ha partido con una renta de 0″34, se ha puesto líder por sólo doce centésimas. Kristoffersen sigue sin encontrar una carrera completa y le ha tocado remontar. Pero no ha sido suficiente para acceder al podio.

La alegría de Kilde tras lograr su mejor resultado en un gigante
La alegría de Kilde tras lograr su mejor resultado en un gigante

Kilde confirma y Odermatt remata

Zubcic se ha mantenido líder hasta que ha salido Kilde ocho pectorales después. El noruego ha demostrado ha demostrado un evidente progreso en gigante, aunque en velocidad no está obteniendo los resultados esperados esta temporada. La presión no ha sido problema para un esquiador curtido como él. Pero estaba por ver su regularidad en una especialidad que no es la suya. Ha cumplido con creces en una pista donde hace dos años obtuvo sus mejores resultados en gigante (4º y 5º). Hoy lo ha superado con esta segunda plaza, su mejor resultado en un gigante.

A Brennsteiner sí que le ha podido la presión. A partir del segundo parcial se le ha ido un mundo y ha bajado nada menos que 17 plazas para acabar 19º. Antes ha salido Feller, que ha vuelto a dar la de arena, perdiendo nada menos que 23 puestos para acabar 27º . En la entrada del muro se ha equivocado y a partir de ahí no ha dado pie con bola.

Locura en las gradas a la llegada de Marco Odermatt en la primera manga. Después remataría la faena.
Locura en las gradas a la llegada de Marco Odermatt en la primera manga. Después remataría la faena.

Quedaba Odermatt por salir. Media victoria la tenía en el bolsillo. Quedaba por ver si bajaba a por todas o conservando. Ha optado por la primera posibilidad, jugándose la victoria ante cualquier error por leve que fuese. Ha esquiado intenso y con los apoyos firmes. Ha ido reventando tiempos (menos el de Radamus, del que se ha quedado a 0″12) hasta alcanzar su 29ª victoria en la Copa del Mundo, 18ª en gigante. Es el dominador indiscutible de la disciplina, ganando los cuatro que hasta ahora se han disputado. Si se le añaden los tres últimos de la pasada temporada, que también ganó, lleva una racha de siete victorias ininterrumpidas. La de hoy es la tercera consecutiva del suizo en Adelboden, con una multitud rendida a sus pies.

Manda en tres especialidades (gigante, super G y descenso) y esta ha sido su quinta victoria de la temporada. Mañana no estará en el slalom, al que se llega con él de líder de gigante con 160 puntos sobre Zubcic y en la general con 416 sobre Kilde, al que no le va a tocar más remedio que asumir el papel de Marco Schwarz como rival más directo del suizo. En slalom es Feller quien manda (ante la ausencia de Schwarz) con 35 puntos sobre Dave Ryding.

CLASIFICACIONES

GS Adelboden                                                     Copa Mundo gigante

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                      General Copa Mundo

 

Deja un comentario