La suspensión del super G de Beaver Creek eleva a seis las cancelaciones

Las condiciones adversas de nieve y viento obligan a cancelar el super G de Beaver Creek, con lo que la Copa del Mundo masculina sólo ha podido disputar una de las siete carreras programadas

Aspecto de la Birds of Prey donde no se ha podido celebrar ninguna de las tres carreras previstas.
Aspecto de la Birds of Prey donde no se ha podido celebrar ninguna de las tres carreras previstas.

El mal tiempo ha vuelto a impedir la competición en la Birds of Prey de Beaver Creek. Después de las cancelaciones de los descensos del viernes y el sábado, tampoco se ha podido celebrar el super G que debía cerrar el frustrado tríptico de velocidad en la estación de Colorado. La nevada ha ido a menos, pese a persistir, pero han sido las fuertes ráfagas de viento las que han imposibilitado la carrera.

Son ya seis pruebas canceladas en el circuito masculino (gigante de Soelden, dos descensos en Zermatt y las tres de Beaver Creek) y sólo se ha podido disputar el slalom de Gurgl. Y dos cancelaciones en la Copa del mundo femenina, los descensos de Zermatt.

El problema que se le viene encima a la FIS no es menor. De momento sólo se ha podido reubicar uno de los dos descensos de Zermatt-Cervinia, que tendrá lugar el jueves 14 en la Saslong de Val Gardena, y el gigante de Soelden, que se disputará en Aspen el 1 de marzo.  Se contempla la posibilidad de reprogramar uno de los dos descensos de Beaver Creek en Kvitfjell, antes del segundo viaje a Estados Unidos para dos pruebas técnicas a finales de febrero. Markus Waldner, responsable de competición de la Copa del Mundo masculina, ha sugerido las opciones de Bormio y/o Wengen. Pero no hay nada oficial todavía.

Deja un comentario