Se cancela por octava vez el descenso entre Zermatt y Cervinia

El fuerte viento ha obligado a cancelar, por octava vez en dos temporadas, el descenso entre Zermatt y Cervinia, en esta ocasión el segundo femenino

Las fuertes ráfagas de viento han obligado a cancelar el segundo descenso femenino entre Zermatt y Cervinia.
Las fuertes ráfagas de viento han obligado a cancelar el segundo descenso femenino entre Zermatt y Cervinia.

Por octava vez se ha cancelado el descenso entre Zermatt y Cervinia, en esta ocasión el segundo femenino de esta temporada. El fuerte viento ha vuelto a ser la causa, como ayer, y la carrera ha entrado de lleno en una espiral negativa. El proyecto es una iniciativa personal de Johan Eliasch, presidente de la FIS, y se firmó un contrato de cinco años para llevarla a cabo entre Zermatt, Cervinia, Swiss-Ski, la federación italiana (FISI) y la FIS. De nada ha servido el ingente trabajo del equipo de la estación para tener a punto la Gran Becca. El fuerte viento hacía inútil la tarea.

La decepción entre las atletas ha sido grande, pues guardaban un atisbo de esperanza para que pudiese celebrarse la prueba. Sofia Goggia, la velocista de mayor entidad en el circuito, ha lamentado la cancelación pero ha admitido que «con este viento resulta muy peligroso realizar un descenso y la carrera no sería equitativa porque no disputaríamos todas bajo las mismas condiciones».

Tras aplazar la salida, finalmente se ha tenido que tomar la decisión de cancelar. De poco han servido las quejas que en su día realizaron los propios deportistas, el presidente de la federación suiza y movimientos ecologistas. Hay contrato por tres años más. Veremos qué sucede.

Deja un comentario