Se confirma la presencia de un oso en el valle andorrano de Sorteny

Tras avistar otro ejemplar en la carretera del puerto de la Bonaigua, los agentes rurales de Andorra han constatado rastro de pelo y heces del plantígrado

Recomendaciones en caso de encontrarse un oso
Recomendaciones en caso de encontrarse un oso FOTO: Forum.ad

Andorra confirma la presencia de un oso en el valle de Sorteny, en la parroquia de Ordino. Todo ello ha sido constatado por el rastro de pelo y heces, que se han recogido y llevado a analizar en un laboratorio especializado.

El ejecutivo recalca que el cuerpo de banderos considera que “la gran actividad humana en el medio natural que existe en el país evita que el mamífero se quede instalado de forma permanente y que, de forma general, el animal se desplaza durante la noche para evitar la actividad humana”. Así lo explica Diariandorra.ad.

El oso podría ser un ejemplar de los que hay localizados en los Pirineos

Este análisis permitirá determinar si se trata de uno de los ejemplares localizados en la zona y en el Pirineo según el registro actual del GSTOP (Grupo de Seguimiento Transfronterizo del Hueso en el Pirineo). Se trata de un seguimiento de la especie que se hizo el primer trimestre en Cataluña, Aragón, Navarra, Francia y Andorra.

El Govern andorrà remarca que el ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería sigue haciendo el seguimiento habitual y sistemático de la especie. No en vano, recuerda que en la web del departamento se dan algunos consejos ante el eventual hallazgo de un hueso pardo.

Recomendaciones en caso de avistar a un oso en una zona cercana

Las recomendaciones comienzan resaltando que “el oso teme al hombre, pero su fuerza física lo puede hacer peligroso, como todo animal salvaje de tamaño considerable cuando se le sorprende o se siente amenazado”. Los banderos explican que, “si el oso se siente o detecta su olor, buscará la manera de evitaros. Y en caso de ver al animal la persona no debe intentar acercarse al plantígrado, ni que esté a una distancia considerable, ya esté solo o con las crías”.

Así mismo, el ejecutivo explica que si se encuentra un oso a menos de 50 metros, no hay que correr. “Hay que actuar con calma, hablando y moviéndose y alejarse progresivamente, apartándose tanto como pueda del trayecto del animal en su fuga”. Las recomendaciones alertan de que si el oso se levanta sobre las patas traseras, no es un signo de agresividad. Indican que al ser un animal curioso lo hace para intentar reconocer mejor los olores e identificaros.

Ante la localización del animal, se ha informado debidamente a la asociación de ganaderos para que tenga constancia de la situación.

Oso avistado también en la Val d’Aran

Un conductor, que circulaba por el puerto de la Bonaigua (unión de la Val d’Aran con el Pallars Sobirà), filmó hace unos días un oso junto a la calzada. El vídeo mostraba el momento en el que el animal corría por la cuneta. La conselleria de Acción Climática afirmó que están al corriente de este avistamiento.

Deja un comentario