Salva la vida tras pasar tres días en una cabaña colgada por la nieve

La esquiadora de montaña Aurélie Dutertre alegó que se veía enterrada en vida al no poder salir del refugio durante tres días por la intensa nevada

Aurélie Dutertre
Aurélie Dutertre FOTO: MONTAGNE MÁS CRS ALPES SECOURS EN MONTAGNE ISERE/FACEBOOK

Aurélie Dutertre respira finalmente tranquila. La esquiadora fue sorprendida por una gran tormenta de nieve mientras esquiaba sola en el macizo de Belledonne (Isère), en los Alpes franceses. Se refugió en una cabaña para pasar la noche, sin embargo, quedó bloqueada durante tres días y cuatro noches.

La nevada, acompañada por un fuerte viento, se intensificó durante la noche. Aurélie de 46 años quiso salir por la mañana de la cabaña, pero la nevada había bloqueado la puerta. La deportista empujó con todas sus fuerzas, pero no lo consiguió.

«El viento había empujado una gran masa de nieve frente a la puerta. Me dije a mí misma, no es posible, no te vas a quedar ahí metida como una rata», aún recuerda.

Aurélie Dutertre, fisioterapeuta y osteópata del equipo nacional de escalada de Francia,

Sin poder salir, veía como la nieve iba in crescendo. La nieve había sumado un grueso de metro y medio aproximadamente, según explica Rtl.fr. Las condiciones en el interior eran más precarias, ya que la humedad y el frío comenzaban a pasar factura.

«El frío era cada vez más vivo, toda mi ropa que estaba empapada. El malestar dio paso rápidamente a la desesperación y es que la nieve que no hacía más que aumentar. Me vi enterrada viva», confiesó.

Dutertre, fisioterapeuta y osteópata del equipo nacional de escalada de Francia, había ido a hacer esquí de montaña el miércoles pasado. Sabía que tendría que confiar en sus habilidades de supervivencia para capear el temporal.

La cabaña donde se refugió quedó colgada por la nieve y ella estaba dentro

Imagen de la deportista
Imagen de la deportista

Tras no regresar, se dio el aviso de su desaparición. Los rescatistas intentaron una búsqueda aérea el viernes por la tarde, pero tuvieron que retroceder debido a las malas condiciones del tiempo. La nevada tampoco dio tregua el sábado.

La esperanza de encontrar a Aurélie Dutertre, era cada vez menor. Pero domingo por la mañana, un helicóptero divisó la esquina de una manta de supervivencia que ella puso para atraer a los rescatistas a 2.130 m de altitud en la cordillera de Belledonne.

El equipo de rescate de montaña llegó a pie al lugar en la montaña Sept Laux. No en vano, tuvo que cavar para encontrar el refugio de madera donde quedó atrapada Dutertre.

 

Deja un comentario