Kilde se impone en el descenso de Beaver Creek y supera a Odermatt

El noruego encadena su segundo triunfo consecutivo
El noruego encadena su segundo triunfo consecutivo FOTO: FIS alpine

El esquiador Aleksander Aamodt Kilde se ha impuesto este sábado en el descenso de Beaver Creek de Copa del mundo. El noruego encadena su segundo triunfo consecutivo y ha superado a su rival, Marco Odematt, por tan sólo seis centésimas.

El noruego, poseedor del título del globo de cristal pequeño de la especialidad, ya vencedor del primer descenso de la temporada la semana pasada en Lake Louise (Canadá), se impuso con un tiempo de 1:42.09 minutos. No en vano, aventaja al poseedor del globo grande y Campeón olímpico de slalom gigante en Beijing en febrero.

“Ha sido una semana difícil. Cogí la gripe en Lake Louise. Me golpeó muy fuerte. Esquié con ropa absorbente de sudor. Ayer me sentí mucho mejor y fue fantástico. Hoy tuve suficiente fuerza para los dos minutos Necesitaba”, comentó el ganador.

El canadiense James Crawford ha completado el podio, a 79 centésimas del ganador. Los austriacos Matthias Mayer, tres veces campeón olímpico, y Vincent Kriechmayr, dos veces campeón mundial, ocuparon el cuarto y quinto lugar respectivamente.

Podio
Podio Aleksander Aamodt Kilde,Marco Odematt y James Crawford

La brecha entre Kilde y Odermatt es muy estrecha

Al igual que en esta carrera, la brecha sigue siendo muy estrecha entre los dos esquiadores ya que, después de cuatro eventos, ahora tienen dos victorias cada uno.

Odermatt ganó al gigante de Solden (Suecia) al comienzo de la temporada en octubre. Igualmente, la semana pasada se llevó el supergigante de Lake Louise, donde Kilde había terminado segundo.

Y es gracias a su tercer puesto en descenso, prueba ganada por el noruego la semana pasada en Alberta, el suizo se mantiene en lo más alto de la clasificación general con 340 puntos contra 280. No obstante, Kilde se mantiene al frente de la clasificación de la Copa del Mundo de descenso con un total de 200 puntos, sesenta más que Odermatt.

Esta pista es decididamente un éxito para él, ya que ganó el descenso y un supergigante allí el año pasado, dejando a Odermatt el segundo. Prueba de que su rivalidad no es incipiente sino muy persistente, con un quinto duelo previsto para el domingo, en supergigante, para cerrar este fin de semana en Colorado.

Deja un comentario