El TSJCyL permite a Navacerrada el uso de un arroyo para fabricar nieve

La estación, que abrirá a primeros de diciembre, podrá además realizar obras de mantenimiento y seguridad

Una imagen del centro invernal
Una imagen del centro invernal FOTO: Navacerrada

Navacerrada pude volver a utilizar los cañones de nieve después de que el TSJCyL haya suspendido las resoluciones impugnadas de la Confederación Hidrográfica del Duero. En las mismas declararon la extinción del derecho al uso privativo del arroyo “El Telégrafo” para la fabricación de nieve artificial. Igualmente se pedía la obligación de desmantelar las instalaciones que afectan a la estación de esquí de Navacerrada.

El TSJ admite así la solicitud de medidas cautelares de la empresa Puerto de Navacerrada-Estación de Esquí contra las resoluciones adoptadas el pasado verano por la CHD dando por extinguido el derecho al uso privativo de las aguas del arroyo e instaba además a desmantelar las instalaciones. La medida del TSJ pretende evitar “perjuicios de muy difícil reparación ante la imposibilidad de continuar con el funcionamiento de la estación de esquí”.

Navacerrada abrirá a primeros de diciembre

La Sala de lo contencioso administrativo del tribunal regional subraya en su argumentación que toma en cuenta las alegaciones de la empresa en cuanto a la extinción del derecho del uso del arroyo para fabricar nieve, otorgado en 1994 por 75 años “plazo que obviamente no ha transcurrido”.

Navacerrada mantiene la intención de abrir al público las instalaciones en los primeros días del mes de diciembre. Mientras, siguen abiertos los litigios en torno a la decisión del Gobierno de eliminar la estación de esquí de Navacerrada.

Medida cautelar dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo

La Sala ha accedido a las medidas cautelares solicitadas por la entidad mercantil Puerto de Navacerrada-Estación de Esquí S.A. y ha suspendido por un lado la resolución de la Confederación Hidrográfica del Duero de 6 de julio de 2022, que declaró la extinción del derecho al uso privativo de las aguas del arroyo “El Telégrafo” con destino a la fabricación de nieve artificial en el término municipal de San Ildefonso-La Granja (Segovia); y por otro la de 31 de agosto de 2022, que dispuso la obligación de desmantelar las instalaciones, al apreciar que con la ejecución de esas resoluciones se producirían “perjuicios de muy difícil reparación ante la imposibilidad de continuar con el funcionamiento de la estación de esquí de Navacerrada al estar destinada la concesión litigiosa a proveer de agua a los cañones de nieve artificial para ese funcionamiento y haberse dispuesto también el desmantelamiento de las instalaciones correspondientes a dicha concesión”.

La Sala ha preciado también la apariencia de buen derecho de la mercantil demandante al señalar, entre otros aspectos, que la resolución impugnada de 6 de julio de 2022 extingue la concesión del aprovechamiento privativo de las aguas del citado arroyo “por la finalización del plazo en que fue otorgado el derecho”, cuando lo cierto es que ese plazo no ha trascurrido ya que se otorgó el 6 de abril de 1994 por un plazo máximo de 75 años.

Al haber accedido la Sala a la suspensión de las resoluciones impugnadas, también lo ha hecho a la medida cautelar “positiva” solicitada por la demandante consistente en ordenar a la Confederación Hidrográfica del Duero a que repare la presa o azud de derivación de las aguas del citado arroyo “El Telégrafo” para alimentación de los cañones de nieve artificial que hubiera sido afectada como consecuencia del desmantelamiento de las instalaciones y se ha permitido asimismo a la recurrente a que lleve a cabo esa reparación para el mantenimiento y seguridad de la estación de esquí.

Deja un comentario