Los descensos de Zermatt, “un regalo envenenado de la FIS” para Lehmann

Urs Lehmann, presidente de Swiss Ski, señala a Johan Eliasch, presidente de la FIS, de presionar para llevar a cabo los cuatro descensos cancelados saltándose las pruebas en categorías inferiores

Urs Lehmann, presidente de Swiss Ski, desvela presiones del presidente de la FIS en la celebración anticipada de los descensos entre Zermatt y Cervinia. FOTO: Swiss Ski
Urs Lehmann, presidente de Swiss Ski, desvela presiones del presidente de la FIS en la celebración anticipada de los descensos entre Zermatt y Cervinia. FOTO: Swiss Ski

La cancelación de los cuatro descensos de la Copa del Mundo entre Zermatt y Cervinia ha dejado al descubierto algunos aspectos ignorados por el aficionado. Ha sido Urs Lehmann, el presidente de la federación suiza, Swiss Ski y candidato a presidir la FIS en las últimas elecciones, quien ha desvelado que la organización del Matterhorn Cervino Speed ​​Opening “ha sido un regalo envenenado de la FIS”.

Lehmann desvela presiones del presidente de la FIS, Johan Eliasch, para llevar a cabo los descensos de manera un tanto precipitada, saltándose el protocolo de probar primero las pistas en competiciones menores. “Se tendría que haber organizado antes pruebas FIS o de Copa de Europa para preparar el salto a la Copa del Mundo. Pero la FIS; mejor dicho, su presidente, puso mucha presión para incluirlas de inmediato en la máxima categoría. Markus Waldner, director de competición del circuito masculino, ya venía avisando desde hace meses que la ubicación en el calendario era demasiado temprana”, ha manifestado Lehmann a los medios helvéticos.

Markus Waldner, director de competición del circuito masculino.
Markus Waldner, director de competición del circuito masculino.

El dirigente suizo ha confirmado que, junto a Waldner, ya se han iniciado conversaciones entre todas las partes para retrasar las carreras en el calendario de la próxima temporada. “Lo ideal sería poder organizarlos dos semanas después. Un plazo que garantizaría que tengamos suficiente nieve. Si se coloca en las mismas fechas y hay que aplazar amenazaría el paralelo de Lech, también con muchos problemas de nieve este inicio de temporada. Pero Eliasch está empeñado en llenar el vacío de finales de octubre a mediados de noviembre”, explica Lehmann.

Hay otro aspecto que el federativo suizo aborda y es el de los seguros. “Pese a la cancelación, este año todo está en orden porque se contempló esta eventualidad. Pero el que no se hayan disputado tendrá consecuencias para la próxima temporada. No tengo muy seguro de que las aseguradoras estén dispuestas a asumir un riesgo parecido el año que viene”, concluye Lehmann.

Las carreras canceladas han sido objeto de críticas por algunos esquiadores, siendo Johan Clarey el más contundente: “Esta carrera no tiene sentido. Muchos corredores piensan como yo pero no se atreven a decirlo. Opino que no debería celebrarse y su futuro no será brillante. Sabemos que las condiciones de los glaciares van a peor año tras año; y esta carrera exige enormes medios humanos”.

Deja un comentario