El delirio de un jeque lleva los Juegos Asiáticos de Invierno a Arabia Saudita

Concedidos por unanimidad por el Consejo Olímpico asiático tras ser única candidatura, Arabia Saudita organizará en 2029 unos Juegos 'contra natura' y que ya han sido criticados por Kilian Jornet y otros deportistas

Aspecto de lo que será Trojena, donde se disputarán competiciones invernales en pleno desierto.
Aspecto de lo que será Trojena, donde se disputarán competiciones invernales en pleno desierto.

Arabia Saudita albergará los Juegos Asiáticos de Invierno de 2029 y para ello construirá una ciudad futurista ubicada al noroeste del país desértico. La nominación de la candidatura saudí fue tomada por el Consejo Olímpico de Asia (OCA), que ha emitido un comunicado al respecto en el que puede leerse que «los desiertos y las montañas de Arabia Saudita pronto serán el terreno de juego de los deportes de invierno». Asimismo la nota informa que la decisión se ha tomado de modo unánime en la asamblea general celebrada en Phnom Penh, al ser la del país árabe la única candidatura que se presentó.

Situado a orillas del Mar Rojo, el proyecto Neom acoge  la apuesta olímpica asiática y va a suponer una inversión de quinientos mil millones de dólares.  La ciudad futurista se llamará ‘The Line’. Su responsable es el príncipe heredero Mohamed bin Salman, presidente de la junta directiva de Neom y que desde 2017, cuando se oficializó la candidatura, ha visto cómo arquitectos y economistas han cuestionado su viabilidad. De 36 años e hijo del rey Salman bin Abdulaziz, que padece Alzheimer, posee una de las mayores fortunas del mundo.

Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita.
Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudita.

Un proyecto para transformar la economía

Neom es el proyecto más ambicioso de Mohammed bin Salman, en el marco del plan de desarrollo Vision 2030 del reino saudí para reducir la dependencia del petróleo y transformar la economía. Los Juegos deberán celebrarse en Trojena, una zona montañosa cerca de la costa del Golfo de Aqaba «donde las temperaturas descienden por debajo de los cero grados en invierno, y a lo largo del año son generalmente diez grados más bajas», aseguran los promotores, que no citan la cuestión clave de las precipitaciones.

Se espera que el proyecto esté finalizado dentro de cuatro años. Se contempla la construcción de pistas de esquí, un lago artificial de agua dulce, residencias, mansiones y hoteles de lujo. Mohammed bin Salman defiende que con este proyecto quiere «redefinir el turismo de montaña en el mundo respetando los principios del ecoturismo».
El director de Neom, Nadhmi al-Nasr, por su parte, dijo que Trojena estaría equipada con «la infraestructura adecuada para crear una atmósfera invernal en el corazón del desierto, y hacer de estos Juegos de Invierno un evento mundial sin precedentes».

El COI se desmarca

Los Juegos Asiáticos de Invierno incluyen competiciones de esquí, snowboard, hockey sobre hielo y patinaje artístico, con un total de 47 eventos, incluidos 28 sobre nieve y 19 sobre hielo, según la OCA. El evento de 2029 recién adjudicado serán los primeros Juegos Asiáticos de Invierno desde 2017. El evento se ha celebrado ocho veces desde 1986, cuatro de ellas en Japón.

El Comité Olímpico Internacional ha dicho que no fue consultado en la decisión del Consejo Olímpico de Asia de elegir a Arabia Saudita como sede de los Juegos Asiáticos de Invierno de 2029.´“El COI no fue consultado sobre la decisión de la OCA con respecto a los Juegos Asiáticos de Invierno y no participó en el proceso de toma de decisiones”, dijo un portavoz del COI. “En lo que respecta al COI, la sostenibilidad es un pilar clave de la Agenda Olímpica 2020+5”, añadió. El plan de reforma de los Juegos Olímpicos del COI tiene como objetivo reducir los costos y el tamaño de los mismos para hacerlos más atractivos para las posibles ciudades anfitrionas.

La contundente opinión de Kilian Jornet

Kilian Jornet ha sido el primer deportista de élite en pronunciarse al respecto. Y el catalán ha sido contundente en su twitt: «O al Comité Olímpico Asiático y al COI les importa un carajo y solo piensan en el dinero; o son unos genios que saben que en 2029 ya no habrá nieve por ningún lado y que estaremos esquiando sobre arena».

Johan Clarey, plata en el descenso de los últimos Juegos de Invierno de Pekín, también ha sido claro en sus declaraciones a RCM Sport: «Es realmente increíble. No entiendo nada, ni conocía esta competición. La verdad, a los esquiadores temo que nos va importar una mierda estos Juegos. Es otro gran golpe de petrodólares, corrupción y malas intenciones y eso es una pena. Esta es una muy mala señal enviada».

Michel Vion, secretario general de la FIS, manifestó al conocer la noticia que «es una elección sorprendente, me acabo de enterar. No hemos tenido contacto con la confederación asiática. No conozco el sitio, nos hablan de pistas y parece que hay nieve, así que me cuesta hablar con más precisión».

 

Deja un comentario