Reabren los refugios de Goûter y Tête Rousse en el Mont Blanc

El final de la ola de calor en estas latitudes ha sido clave

El refugio de Tête Rousse a 3100 metros, en el Mont Blanc
El refugio de Tête Rousse a 3100 metros, en el Mont Blanc FOTO: Saint Gervais

Los refugios Goûter y Tête Rousse, ubicados en la ruta normal de acceso al Mont Blanc, reabrirán a partir del 20 de agosto. Ambos están cerrados desde principios de agosto por el peligro de desprendimientos de rocas por la sequía.

“El final de la ola de calor y algunas lluvias marcaron un cambio significativo en las condiciones climáticas del macizo del Mont Blanc”, ha explicado en una nota de prensa Jean-Marc Peillex, el alcalde de Saint-Gervais.

Los refugios de Tête Rousse y Goûter reabren este sábado

El 5 de agosto, los refugios franceses de Tête Rousse y Goûter habían dejado de recibir visitantes, mientras que la ola de calor llevaba varias semanas provocando importantes desprendimientos de rocas.

Esta situación permite considerar la reapertura de los refugios de Tête Rousse y Goûter a partir del sábado 20 de agosto. Pese a ello, el campamento base de Tête Rousse” seguirá cerrado.

«Un reconocimiento de guías locales, destinado a evaluar el estado del corredor Aiguille y Goûter, permitió purgar varios bloques inestables que habían sido detectados durante varios años», según el alcalde.

«Obviamente, esto no significa que ya no haya ningún riesgo», advierte el alcalde de Saint-Gervais.

Se aconsejó la subida al Mont Blanc desde el mes de julio

Si bien la ascensión está desaconsejada desde mediados de julio, muchos han hecho caso omiso. Y es que la ruta no es un lugar de entrenamiento para corredores de montaña en pantalones cortos y zapatillas de deporte, según el alcalde.

Los guías de montaña tampoco han llevado montañeros por Goûter, desde Saint-Gervais. No en vano, el alcalde dio a conocer las nuevas medidas económicas para subir al Mont Blanc (4.807 m). Así, el que quería subir por la vía normal o Goûter tenía que pagar un depósito de 15.000 euros para cubrir los gastos de un posible rescate o de su funeral si es que morían en el intento.

Deja un comentario