Gruissan, la meca de los deportes de deslizamiento, ciclismo y senderismo

Conocida por el evento internacional de windsurf la Défi Wind, la región francesa ofrece las mejores rutas a pie y en BTT del Aude

Un lugar para el senderismo en un entorno espectacular
Un lugar para el senderismo en un entorno espectacular FOTO: Gruissan

La meca del windsurf o paddle surf tiene un nombre, y este se llama Gruissan. Situado en el departamento francés del Aude, en la región del Languedoc-Rossellón, junto a sus playas, se abre un amplio espacio para el senderismo y la bicicleta de montaña en el macizo de la Clape.

Gruissan, la meca de los deportes de deslizamiento, ciclismo y senderismo

Desde hace 20 años, la playa Gruissan – Les Chalets Gruissan acoge eventos internacionales de windsurf como la Défi Wind, la maratón de mares. Una playa a menudo barrida por los vientos y uno de los sites ideales donde empezar con el kite, stand up paddle o windsurf.

Si prefieres mantener los pies en el suelo y/o amas las dos ruedas, debes saber que el macizo de la Clape es un lugar privilegiado donde realizar algunas de las mejores rutas de senderismo y caminatas del Aude. También es la meca de las bicicletas de montaña, con más de 20 increíbles rutas de todos los niveles para pedalear y entre las que destacan las del Gouffre de l’Oeil Doux, las del Estanque de Gruissan y el recorrido circular de las Salinas desde Les Ayguades.

La zona abre un espacio con más de 20 rutas de bicicleta
La zona abre un espacio con más de 20 rutas de bicicleta
FOTO: Gruissan

Casas de campo y estanques

Entre las maravillas con las que cuenta Gruissan destaca el distrito de las casas de campo. Son 1300 cabañas construidas sobre pilotes en un patrón de ajedrez, que se hicieron mundialmente famosas en 1986, con el estreno de la película «37,2º Al Amanecer», de Jean-Jacques Beineix.

Gruissan es también uno de los pocos lugares donde se pueden visionar flamencos en Europa. Con cinco lagunas increíbles, es el paraíso de los estanques en Francia. La pequeña la localidad costera acoge un patrimonio natural excepcional clasificado como “Natura 2000”, con una flora y fauna increíbles, por descubrir, pero también para proteger y preservar. Visita los estanques de Ayrolle, Campignol, Grazel, Gruissan y Mateille.

Las casetas de la playa con los Pirineos como telón de fondo
Las casetas de la playa con los Pirineos como telón de fondo
FOTO: Guissan

Cinco playas naturales

Gruissan es sinónimo de cinco playas naturales. Con 2 Km de arena fina, la playa de los Chalets es de visita obligada porque aquí se encuentran las maravillosas cabañas sobre pilotes. La de Mateille, llana y más salvaje, cuenta también con 2 km y su zona norte es un buen lugar para el naturismo. La prolongación de Mateille, en la playa de Ayguades es ideal para las familias por sus aguas poco profundas y se extiende hasta Narbonne Plage a lo largo de 1,5 Km de arena fina.

Sobre la población francesa de Gruissan

Tierra de corsarios y peregrinos, náufragos y pescadores; y, cómo no, de mar y lagunas rosas, cenotafios y viñedos, Gruissan es lo más similar a la dolce vita. Es el único y más increíble pueblecito portuario, circular del litoral Mediterráneo, asentado sobre el agua, en la desembocadura del río Aude, en Francia.

A pocos quilómetros de Narbonne, al final de la ruta de las salinas y rodeando el menudo puerto que lleva a la laguna de Ayrolle, quince casitas y cabañas nos muestran que hay otra forma de vivir. Porque en el único pueblecito portuario circular del litoral, situado en la costa francesa del Aude, el ritmo es otro. Aquí, cada mañana, como reza la tradición, los pescadores salen a vender su pescado fresco, el capturado en el estanque (anguilas, sobre todo); al tiempo que te cuentan acerca del mar.

Pero el encanto y la fascinación le viene a Gruissan de lejos, como testimonian sus muros y callejones empedrados alrededor de la Iglesia y la Tour de Barberousse (Barbarroja), lo que queda del castillo del siglo X. Las que son algunas de las edificaciones más antiguas, fueron edificadas en lo más alto de la roca para custodiar la localidad; pero, hoy día, son el más espectacular mirador desde donde contemplar los estanques y el Macizo de la Clape.

Más información:

La Eco-estación. Oficina de Turismo de Gruissan. 80 bulevar Pech Maynaud, 11430 Gruissan. T.: +33 04 68 49 09 00

Espacio Balneolúdico Gruissan: En medio de las lagunas, hay géiseres, toboganes y espacios de bienestar para disfrutar de tratamientos y masajes. Av. des Bains, 11430 Gruissan. T.: +33 04 68 75 60 50.

Deja un comentario