Mikaela Shiffrin sigue con el alma herida tras la muerte de su padre

Sigue con problemas de salud mental y no puede explicar la decepción de Beijing

Mikaela Shiffrin con Jeff, su padre. FOTO: Instagram MS
Mikaela Shiffrin con Jeff, su padre. FOTO: Instagram MS

Mikaela Shiffrin se ha sincerado esta semana de como está anímicamente. La muerte de su padre le marcó un antes y un después en su vida diaria. Además, tras adjudicarse este año el cuarto Gran Globo de su carrera deportiva, habla sobre el impacto de la ansiedad y la presión que tiene cuando está compitiendo.

Shiffrin habla sobre su decepción en Beijing

Dos veces campeona olímpica, Mikaela Shiffrin ha hablado abiertamente sobre los problemas de salud mental que sufre desde la muerte de su padre. No en vano, alega que a fecha de hoy no puede todavía explicar cómo terminó sin medalla en los Juegos de Invierno de Beijing de este año.

A sus 27 años, la estadounidense detalla en una entrevista en el The Players Tribune el profundo dolor que siente tras la pérdida de su padre. Además, todo ello repercute en su vida diaria.

La pérdida de su padre le provoca altibajos 

Ampliando el tema de la salud mental, la múltiple campeona mundial abordó el tema de su decepcionante final en Beijing. Shiffrin no consiguió ni una medalla a pesar de competir en todas las disciplinas.

«La gente siempre me pregunta, ‘¿Qué pasó en Beijing?'», dice. «Quieren algún tipo de respuesta. Y realmente no tengo una».

“Podría tener la respuesta mediática que siempre doy. Podría poner cara de valiente y decir algo genérico. Pero la verdad es que… no lo sé.

«Son dos minutos de tu vida. Dos minutos, en un día aleatorio. Bajas la montaña. Intentas ir rápido. Intentas no cometer errores. A veces, ganas el oro, como lo hice yo. A veces, fallas». , como yo lo hice.»

Tras morir su padre no quería esquiar, ni comer, ni dormir

Shiffrin dijo que no quería esquiar, comer ni dormir después de la muerte de su padre en un accidente en febrero de 2020. En este sentido comparó la pérdida con una lesión en el alma.

Ganó su cuarto Gran Globo en la Copa del Mundo en marzo tras su decepción en Beijing. Pese a ello, dijo que eso no significaba que todos sus problemas personales hubieran desaparecido repentinamente.

«La gente me decía cosas como: ‘Mikaela, ahora que estás mucho mejor…». «Y nunca lo dije en voz alta, pero siempre pensaba: ‘¿Soy yo’?

Shiffrin ha vuelto a la competición pero asegura que no está bien 

La esquiadora tiene días de todo. Hay momentos que son buenos para ella al igual que los giros entre las puertas. Su técnica es perfecta. Sólo olvida el dolor de su papá cuando está en las pistas de esquí. Asegura que es el único lugar en donde puede respirar tranquila.

«Comparamos ganar con estar bien y fallar con no estar bien. La verdad es que no estoy ni bien ni mal. Realmente depende del día, y casi no tiene nada que ver con la rapidez con la que bajé la montaña.»

 

Deja un comentario