Kjetil Jansrud cuelga los esquís el sábado en Kvitfjell ante su afición

Campeón olímpico y del mundo, Kjetil Jansrud se despide a los 36 años habiendo ganado cuatro Globos de especialidad, uno de descenso y tres de super G

Jansrud, con uno de los cuatro Globos de especialidad que adornan su palmarés. El sábado se despide después de 19 temporadas en la élite. FOTO: Instagram KJ
Jansrud, con uno de los cuatro Globos de especialidad que adornan su palmarés. El sábado se despide después de 19 temporadas en la élite. FOTO: Instagram KJ

Kjetil Jansrud se despedirá de la competición en el descenso del sábado en Kvitfjell, ante su afición. El noruego de 36 años ya había anunciado que esta sería su ultima temporada en activo, pero una caída en el super G de Beaver Creek, a principios de diciembre, trastocó sus planes. Jansrud ha estado desde entonces inactivo hasta su reaparición (bastante forzada) en los Juegos de Pekín, que supusieron su cuarta cita olímpica y la primera en la que no ha subido a un podio.

La lesión de ligamento cruzado que se produjo en la estación estadounidense no fue tratada con cirugía y su recuperación fue muy rápida. Elemento catalizador en el equipo noruego en las últimas temporadas, Jansrud se proclamó campeón olímpico de super G en Sochi, donde también se colgó el bronce en descenso. Cuatro años antes, en Vancouver, ganó la plata en gigante. El mismo metal obtuvo en el descenso de PyeongChang. En estos últimos Juegos, donde acudió a modo de homenaje más que con posibilidades reales competitivas, fue 23º en el super G y no salió en el descenso.

Hizo ‘doblete’ en 2015 ganando los Globos de descenso y super G, y en esta disciplina reincidió en 2017 y 2018. En los Mundiales se llevó el oro en el descenso de Aare, fue plata en la combinada de Vail 2015 y en el super G de St. Moritz 2017.

Jansrud ha tomado parte en 356 carreras de la Copa del Mundo, ha ganado 23 de ellas (ocho descensos, trece super G, una combinada y un paralelo) y ha subido al podio en 55 ocasiones. Quedó segundo en dos ocasiones en la general de la Copa del Mundo: en 2015 se quedó a 160 puntos del Gran Globo y en 2017 fueron 675 puntos los que le separaron de Marcel Hirscher.

“Estoy feliz de poder terminar mi carrera en Kvitfjell, donde gané mi primera carrera en 2012 y desde entonces he competido todos los años frente a amigos y familiares. Prácticamente crecí aquí y desearía poder expresar de alguna manera mi gratitud”, ha escrito el noruego en su cuenta de Instagram, donde ha tenido palabras de apoyo para el pueblo ucraniano.

 

Deja un comentario