Alex Txikon, obligado a abandonar el Mansalu, regresa con sabor agridulce

Una retirada a tiempo es una victoria. La nieve no ha dado tregua este invierno en la octava montaña más alta del planeta

El alpinista justo antes de abandonar el Manaslu
El alpinista justo antes de abandonar el Manaslu FOTO: Alex Txikon

El alpinista Alex Txikon vuelve a casa sin haber coronado el Manaslu invernal. El vizcaíno se ha visto obligado a renunciar su sueño, y es que las intensas nevadas acompañadas por fuertes vientos han sido grandes enemigos.

No ha podido ser. Y es que la octava cumbre más alta del planeta tendrá que esperar el próximo invierno.

“¿Rumbo a casa! Una vez más súper agradecidos a Nepal por otra aventura en el Himalaya. Un invierno muy duro que nos ha enseñado que la montaña es la que manda. Namaste”.

Una imagen del Manaslu invernal
Una imagen del Manaslu invernal
FOTO: Alex Txikon

Alex Txikon vuelve con pena, pero asegura que así es la montaña

El alpinista lamenta que el mal tiempo les ha dificultado el poder ganar metros. Y es que después de que llegaran a principios de año han caído más de cuatro metros de nieve. La nevada no les ha dado tregua, ni siquiera para intentarlo.

«El Manaslu no nos ha dado ni media oportunidad. Iñaki Álvarez, Iker Mediavilla y yo nos vamos con una gran tristeza porque no hemos podido apenas ascender. Ha sido frustrante estar paleando nieve continuamente durante estos dos meses y no tener una recompensa», ha comentado Txikon.

Txikon y su equipo se vieron obligados a bajar al pueblo de Samagaun, la zona justo antes del campo base. Y es que las expediciones invernales están a expensas del tiempo.

«Ha sido un invierno muy duro, volvemos a casa para descansar y valorar nuevos proyectos nuevos proyectos. Cierto que el resultado no ha sido el que esperábamos, pero volvemos sanos y salvos a casa», ha concluido el alpinista.

Deja un comentario