Sofia Goggia sueña con los Juegos; Breezy Johnson renuncia a ellos

Goggia no será la abanderada italiana en los Juegos de Pekín, en previsión de que no pueda recuperarse, mientras Johnson renuncia a la cita olímpica por su lesión de rodilla

Goggia, en pleno vuelo en la caída del domingo en el super G de Cortina d'Ampezzo.
Goggia, en pleno vuelo en la caída del domingo en el super G de Cortina d'Ampezzo.

Sofia Goggia, que se lesionó de importancia en el super G de Cortina d’Ampezzo el pasado domingo, no será la abanderada de Italia en los Juegos de Invierno de Pekín, tal como estaba previsto por el Comité Olímpico Italiano (CONI). La bergamasca será sustituida en la ceremonia de inauguración por la snowboarder Michaela Moioli. El abanderado de la clausura está por decidir.

La decisión se ha tomado en previsión de que Goggia no pueda estar en la apertura de los Juegos, dado que el tiempo de rehabilitación corre en su contra. Goggia ha dicho que no quiere ir de turismo a Pekín, donde debe defender el título de descenso ganado hace cuatro años en PyeongChang.

La italiana ha empezado su rehabilitación -sufre un esguince traumático en la rodilla izquierda, con lesión parcial del ligamento cruzado ya operado en 2013, una pequeña fractura de peroné y un fuerte golpe en el tendón- en el Fisiocenter de Bagnolo San Vito, cerca de Mantua.

De nuevo tiene ante sí una carrera fuera de las pistas, quizás las más difíciles. Se perdió el Mundial de Cortina por una caída tonta en la zona de llegada del segundo super G de Garmisch Partenkirchen. Pudo llegar a tiempo para las finales de Lenzerheide, donde aspiraba al Globo de descenso que acabó llevándose porque la prueba de la disciplina se anuló. Segunda fue Corinne Suter, que se quedó a 70 puntos.

Apurará hasta el máximo para viajar a China (el super G es el día 11 y el descenso el 15). Todo un equipo médico está a su disposición y ayer ya empezó a trabajar en la piscina. Día a día se comprobará su evolución para ver cuándo puede volver a ponerse unos esquís.

Breezy Johson renuncia a Pekín 2022

Quien no va a viajar a los Juegos es Breezy Johnson, cuya lesión de rodilla de cartílago de la rodilla derecha es más seria de lo que se pensaba. La estadounidense, que era segunda de la general de descenso antes de Altenmark, no pudo estar en la carrera de la estación austriaca tras caerse en el entrenamiento.

Volvió a Cortina, donde se cayó en la segunda prueba después de haber sido cuarta en el primer entrenamiento. No tomó parte ni en el super G ni en el descenso y ahora ha comunicado que no podrá estar en los que hubiesen sido sus segundos Juegos. Ella misma se dio cuenta de la gravedad y explicó que “sentí un ‘crack’ en mi rodilla derecha”. Seguramente se perderá también las carreras de velocidad de Copa del Mundo después Pekín, en Crans Montana y en las finales de Courchevel.

Deja un comentario