Beat Feuz, entre la paternidad y el récord de Klammer en Lauberhorn

El suizo puede desempatar con Franz Klammer en el récord de victorias en el descenso más antiguo, pero su próxima paternidad podría impedir su participación

Beat Feuz en el descenso de Bormio, su primer DNF en casi cinco años.
Beat Feuz en el descenso de Bormio, su primer DNF en casi cinco años.

El suizo Beat Feuz tiene ante sí este fin de semana la posibilidad de superar la marca de tres victorias de Franz Klammer en el temible descenso de la Lauberhorn en Wengen. Es el descenso más largo y el más antiguo de la Copa del Mundo. El prestigio de ganar allí otorga un ‘status’ diferente entre los especialistas en velocidad.  Es una pista que exige todo el repertorio del velocista, con sus giros complicados, sus cambios de nieve, su salto ciego de 40 m sobre una roca o su schuss culminando a 161,9 km/h (récord del francés Johan Clarey en 2013).

Feuz, que lleva cuatro Globos consecutivos de descenso y defiende título, acude a Wengen donde se desarrollará una cargada agenda de competición. Mañana jueves tendrá lugar el segundo super G anulado en Bormio, viernes y sábado los dos descensos ya programados en el calendario, y el domingo, un slalom.

Fue en el descenso de Bormio donde por primera vez en casi cinco años Feuz no acabó en el ‘top 10’ . Y no acababa un descenso desde el de Kitzbuehel de 2017. En Wengen cumplirá su carrera número 200 en el circuito y podría consolidar su candidatura a un quinto Globo consecutivo de descenso. Nadie lo ha logrado de momento. Klammer tiene cuatro consecutivos (de 1975 a 1978) y ganó el quinto y último en 1983. Feuz ha ganado el descenso de Wengen en 2012, 2018 y 2020. Klammer lo consiguió en 1975, 1976 y 1977.

Pero hay una circunstancia que podría impedir la presencia del suizo de 34 años en la estación de los Alpes berneses. Su compañera Katrin está esperando el segundo hijo de la pareja, y ante la posibilidad de parto este fin se semana Beat renunciaría a las carreras. Ya tiene preparado un helicóptero que, de ser necesario, le llevaría hasta su esposa y su nuevo hijo. “Lo tengo todo preparado. La familia es más importante que las carreras”, ha dicho el suizo. Parece difícil que pueda completar las dos citas de velocidad consecutivas en Wengen y Kitzbuehel, donde el año pasado ganó los dos descensos.

Kriechmayr, duda para el super G de mañana.
Kriechmayr, duda para el super G de mañana.

Dudas de Kriechmayr y Foss Solevaag

En Wengen será duda Vincent Kriechmayr, que recién acaba su cuarentena tras contraer Covid. No ha estado en los entrenamientos de descensos (Innerhofer y Franz han sido los más rápidos) y confía poder estar mañana en la salida del super G si el test al que se someterá da negativo.

Y de cara al slalom del domingo también es duda la presencia Sebastian Foss Solevaag, que en su caída en Adelboden se lesionó un ligamento de un pulgar que ha precisado cirugía. Ya está entrenando pero no decidirá su participación hasta el último momento.

Deja un comentario