Se cancela demasiado tarde una pantomima de slalom en Zagreb

Han salido 19 esquiadores antes de que el slalom de Zagreb fuese cancelado, demostrando la FIS falta de criterio y autoridad al permitir su disputa. Muffat se rompe un tobillo. El slalom de Flachau y Popov, KOs por Covid

Emmanuel Couder, árbitro FIS en Zagreb, rodeado de miembros de la organización croata momentos antes de cancelar definitivamente la carrera.
Emmanuel Couder, árbitro FIS en Zagreb, rodeado de miembros de la organización croata momentos antes de cancelar definitivamente la carrera.

El slalom masculino de Zagreb ha sido finalmente cancelado tras la primera supresión del miércoles. La carrera, que no debería haberse disputado -igual que la de féminas el martes- por las malas condiciones de la nieve en la Sljeme, fue definitivamente interrumpida tras la salida de Stefan Hadalin, dorsal 19, cuando Sebastian Foss-Solevaag ostentaba el mejor tiempo.

El espectáculo ha sido lamentable y no ayuda en nada al esquí alpino. A la FIS se le llena la boca hablando de la seguridad de los atletas pero, tanto el martes en el slalom femenino como hoy, sus responsables han evidenciado una falta de personalidad y de criterio. Si hace seis días se canceló el super G masculino de Bormio porque la lluvia había deshecho la solidez de la nieve y algunas vallas de protección se habían desanclado, hoy ha tocado presenciar desesperados intentos por salvar una carrera, sobre todo de parte de los organizadores locales. Hoy los responsables federativos no han actuado con la rapidez y decisión del pasado viernes.

Foss-Solevaag se ha tragado toda la comedia sin mucha esperanza de final feliz.
Foss-Solevaag se ha tragado toda la comedia sin mucha esperanza de final feliz.

Foss-Solevaag, como Vlhova; lesión grave de Muffat

Tras la cancelación del slalom de ayer, ha nevado por la noche sobre la Sljeme. Nieve fresca que, pese a haber sido tratada, ha durado lo que ha durado. Y debajo no había solidez, con lo cual el pastel estaba asegurado a la que bajasen unos cuantos dorsales.

Así ha sido, Foss-Solevaag ha aprovechado un pista limpia, por decir algo, al salir el primero (como Petra Vlhova el martes) y a partir de ahí las diferencias se han multiplicado, aunque en menor medida que en la carrera femenina. Ramon Zenhaeusern, necesitado de hacer algo bueno tras un inicio desastroso en los dos primeros slaloms, es quien más se ha acercado al noruego, quedando a 49 centésimas. Tras él Clément Noël, a 58; Alex Vinatzer a 87 y Alexis Pinturault quinto a 1″49. Henrik Kristoffersen se ha dejado 2″89. Cada dorsal que bajaba aumentaba el peligro en un campo de minas. Victor Muffat-Jeandet, dorsal 12, no ha acabado, se ha roto el tobillo derecho y dice adiós a los que podrían haber sido sus últimos Juegos de Invierno.

Aparecen los baches porque la nieve se degrada con rapidez y los esquís cuestan un mundo de controlar, incluso para los mejores especialistas, con el inherente riesgo de lesiones. Una auténtica farsa la vivida en Zagreb que, si despertaba algún interés, era la morbosidad de saber cuánto aguantarían algo irremisiblemente abocado al fracaso.

Nada se puede reprochar a los trabajadores de pista; todo a los que deben tomar decisiones.
Nada se puede reprochar a los trabajadores de pista; todo a los que deben tomar decisiones.

Escenas para no dormir

Kristoffer Jakobsen, dorsal 15, ha estado un cuarto de hora esperando en el portillón para tomar la salida. Bajo sus ojos se desarrollaba una escena de auténtica astracanada, con todo el respeto para los trabajadores de pista, no así para quienes deben tomar las decisiones. Voluntarios vertiendo garrafas de agua sobre palos que no se sostenían sobre una nieve imposible, clavando cuñas en los palos que se hundían como si insertasen en mantequilla, cepillando zonas ya irrecuperables… El entrenador noruego comiendo la oreja para que la prueba siguiese adelante; se reanuda, baja Filip Zubcic, ídolo local que conoce la pista como su casa, se pasa un palo, remonta, vuelve a bajar y se deja casi cinco segundos.

El entrenador noruego dando sugerencias.
El entrenador noruego dando sugerencias.

Vuelven a parar. Más agua, más cuñas, más cepillos, más pasadas sobre unos surcos como acequias. Sale Luca Aerni, se deja más de tres segundos, se va tocándose la sien con el índice (falta de cordura). Salen Fabio Gstrein y Stefan Hadalin y por fin se pone fin a la farsa con Emmanuel Couder, el árbitro FIS, rodeado de miembros del staff croata presionando para seguir; pidiendo un imposible.

Luca Aerni
Luca Aerni

La federación internacional debería tener muy claro que, por mucho dinero (tampoco tanto) e intereses que pueda mover el esquí alpino, lo primero es la seguridad de los atletas. Sus dirigentes no cesan de repetirlo pero hoy en Zagreb se ha demostrado que les falta criterio y personalidad, la misma que les faltó para cancelar el slalom femenino del martes. Y hay una premisa que debe estar muy presente en los deportes al aire libre: contra la naturaleza no hay nada que hacer.

Popov con Covid, Flachau KO

Entre la climatología contraria y el Covid-19, la Copa del Mundo se está volviendo una ruleta rusa. El búlgaro Albert Popov no ha podido estar presente en Zagreb, ni lo estará el fin de semana que viene en Adelboden, después de dar positivo. Y el slalom nocturno femenino de Flachau del martes 11 no se celebrará a causa de las medidas sanitarias ante la alta incidencia del virus en la zona. Se está buscando lugar y fecha para reemplazarlo.

Descanso para Brignone y quejas de Paris

También se ha sabido que Federica Brignone renuncia a las pruebas de Kranjska Gora de este fin de semana (slalom y gigante) a causa de una inflamación del tendón rotuliano derecho. Espera volver a la competición en Zauchensee el 15 y 16 de enero con un descenso y un super G.

Por último, y también en clave italiana, Dominik Paris advierte de la sobrecarga física y mental que supone correr tres competiciones de velocidad en un fin de semana. Es verdad que los velocistas que quieren disputar un descenso deben participar en los dos entrenamientos previos. Pero es curioso que aparezcan las primeras quejas justo a mitad de la primera temporada en la que se han igualado el número de carreras técnicas y de velocidad, reivindicación histórica de los ‘descendeurs’.

Deja un comentario