Dominik Paris, intratable en la Stelvio donde gana su sexto descenso

El italiano gana por séptima vez en Bormio exhibiendo la seguridad y confianza

Dominik Paris ha logrado hoy su sexta victoria en descenso en Bormio, a las que hay que añadir un super G.
Dominik Paris ha logrado hoy su sexta victoria en descenso en Bormio, a las que hay que añadir un super G.

No hay quien pueda con Dominik Paris en la extenuante Stelvio de Bormio. El sudtirolés ha ganado un sexto descenso en su pista talismán, tras sus victorias en las temporadas de 2013, 2018, 2019 y los dos de 2020, a los que hay que añadir el super G de la de 2019. En esta ocasión ha superado en 24 centésimas a Marco Odermatt y en ocho décimas a otro suizo, Niels Hintermann, con los que ha compartido podio.

Una montaña rusa sin subidas

Una nieve como el cristal, sobre todo arriba, un tramo de pendiente espeluznante (63%, el más pronunciado de toda la Copa del Mundo), y unos saltos que impresionan es el decorado habitual de esta bajada. Una impresionante carga de adrenalina que hay que gestionar con muchísimo tino, primero para llegar y luego estar entre los mejores si se añade el arrojo necesario.

Paris ya es el cuarto mejor 'descendeur' de la historia de la Copa del Mundo.
Paris ya es el cuarto mejor ‘descendeur’ de la historia de la Copa del Mundo.

A Paris no le falta valor y la Stelvio es como el pasillo de su casa. Prudente y probándose en los dos entrenamientos previos (décimo y séptimo), se ha servido de su conocimiento del trazado para asestar su primer golpe de la temporada después de transitar por el ‘top 5’ en los dos últimos descensos. Con su victoria de hoy, 20ª en la Copa del Mundo y 16ª en descenso, ya es el tercer mejor italiano de la historia en el circuito, por detrás de Alberto Tomba (50) y Gustav Thoeni (24). Y es el cuarto mejor ‘descendeur’ después de Franz Klammer (25 victorias), Peter Mueller (19) y Stephan Eberharter (18). El triunfo de hoy rompe el empate a cinco victorias en descenso en una misma estación que mantenía con Didier Cuche. En el caso del suizo las consiguió en Kitzbuehel.

Del 7 al 10

La salsa de la carrera ha estado entre cuatro dorsales, los que van del siete al diez. Previamente Vincent Kriechmayr, primero en salir, había marcado un listón que parecía más que bueno pese a no tener referencias. Christof Innerhofer y Bryce Bennet ni se acercaron, Matthias Mayer (ganador del año pasado) se quedó a casi medio segundo para acabar duodécimo y Beat Feuz se ha ido por los suelos, rompiendo la racha de ‘top 15’ ininterrumpidos en descenso desde marzo de 2017.

Con Kilde ha empezado la fiesta. Al final el noruego ha sido sexto.
Con Kilde ha empezado la fiesta. Al final el noruego ha sido sexto.

A Martin Cater sigue sin aparecérsele la Virgen desde Val d’Isère el año pasado y con Aleksander Aamodt Kilde, séptimo dorsal, ha empezado la fiesta. Ganador en Beaver Creek (segundo super G y descenso) y en el super G de Val Gardena, quería olvidar el borrón del último descenso de hace diez días.

Kilde ha estado rondando los tiempos de Kriechmayr hasta que en la segunda mitad se ha impuesto su mayor fondo físico, mejorando al austriaco en sólo dos centésimas. Apenas ha tenido tiempo de asumir que había sido el más rápido cuando Marco Odermatt le ha quitado nada menos que 88 centésimas. Algo inimaginable para el suizo en un trazado que, en principio, no le va nada. Ha estado finísimo y veloz, ajustando muy bien arriba (donde más a gusto se ha sentido) pero encarando la parte más difícil muy decidido y seguro.
Tampoco al suizo le ha dado tiempo de digerirlo.

Paris se merienda la Stelvio

El siguiente, Paris, estaba en su jardín. El año pasado, de vuelta de una lesión, no ganó pero se quedó a seis centésimas del podio. Literalmente se ha comido la Stelvio, bajando sin atisbo de duda y si surgía algún desequilibrio sus piernas lo amortiguaba. Ha llegado justo de fuerzas comparado con Odermatt, pero con una ventaja de 24 centésimas que le iba a dar su sexta victoria en un descenso de la Stelvio.

Con su segunda plaza Odermatt ha obtenido su mejor resultado en un descenso de la Copa del Mundo.
Con su segunda plaza Odermatt ha obtenido su mejor resultado en un descenso de la Copa del Mundo.

El suizo ha entendido perfectamente la exigencia de la Stelvio y la ha resumido en “pelear y arriesgar” después de lograr su mejor resultado en un descenso. Habría que añadir el saber sufrir para completar los 3.270 metros de un descenso sólo apto para unos pocos.

Dos veteranos estrenan ‘top 5’

El último movimiento en el podio lo ha provocado Hintermann, que ha echado del cajón más bajo a Kilde por tres décimas y repitiendo su tercera plaza de hace diez días en Val Gardena.

Daniel Hemetsberger
Daniel Hemetsberger

Para el postre ha habido que esperar diez dorsales más, hasta Daniel Hemetsberger (20) y Dominik Schwaiger (27), que se han intercalado entre Hintermann y Kilde. El primero, austriaco de 30 años, logra su primer ‘top 5’ en la Copa del Mundo, lo mismo que el alemán de idéntica edad, que también había sido cuarto en un paralelo hace seis temporadas.

La Copa del Mundo masculina prosigue mañana con el primero de los dos super G previstos; el del jueces reemplaza al cancelado de Lake Louise. Se llega con Paris mandando en descenso con sólo diez puntos sobre Mayer mientras Odermatt aventaja al austriaco en la general en 286 puntos.

CLASIFICACIONES

Descenso de Bormio                                            Copa del Mundo de descenso

 

 

 

 

                                     

 

 

 

                                                  General Copa del Mundo  

Deja un comentario