La candidatura del Mundial de alpino Andorra 2027 se presenta al país con la obra ‘La sucesión del bosque’

La escultura del arquitecto y artista andorrano Miquel Merce es un proyecto inspirado en la pista Avet del sector Soldeu

La escultura viene acompañada de un tótem informativo con un código QR e incluyen todos los detalles de su proceso de creación
La escultura viene acompañada de un tótem informativo con un código QR e incluyen todos los detalles de su proceso de creación FOTO: Andorra2027

El arquitecto y artista andorrano Miquel Merce ha presentado esta semana ‘La sucesión del bosque’, un proyecto escultural que quiere realzar la candidatura de los Campeonatos del Mundo de esquí alpino Andorra 2027 a través de los valores de la cultura, el arte y la sostenibilidad. A su vez, quiere hacer extensivo a todas las parroquias ya su población el evento llamado a ser un hito histórico para el deporte andorrano y para el país en general.

Merce, que fue el autor en 2015 de la obra ‘Longitud’ dentro de la bienal de Land Art -a partir de una tela blanca de más de 200 metros que cubrió el canchal del Carroi generando una elevada expectación-, se ha inspirado en el logotipo de la candidatura para hacer su obra y, muy especialmente, en la pista Avet (Soldeu), escenario donde se celebrará la competición (junto con la pista Àliga de El Tarter), si finalmente Andorra es la candidatura escogida por la Federación Internacional de Esquí. La Avet, ha detallado el artista, simboliza la flora y el privilegiado entorno natural en el que se encuentran las pistas de esquí del país. Paralelamente, La Avet como pista simboliza la solidez y gran parte del camino que han hecho los sectores de Soldeu El Tarter de Grandvalira hasta llegar a la celebración de grandes eventos deportivos mundiales. Además, ha añadido Merce, la obra “expresa la unión de la sociedad de Andorra para afrontar retos comunes”.

La obra está compuesta por una base hecha de hormigón y elementos del sotobosque de Andorra. Además, posee un cuerpo en forma de árbol con una piña grabada, como elemento que transmite el ciclo natural del bosque. En cuanto al tronco que la sustenta está hecho de hierro corrugado.

Un proyecto de país que recorrerá las Parroquias de Andorra

Al igual que la candidatura de los Campeonatos del Mundo 2027, éste es un proyecto global de país. No en vano, sigue la filosofía que ha marcado todos los eventos internacionales organizados por Grandvalira hasta la fecha y que tuvieron su punto álgido con las exitosas Finales de la Copa del Mundo, en el 2019),

La sucesión del bosque’ también quiere ser un proyecto que todos los ciudadanos de Andorra puedan hacerlo suyo. Por este motivo, tendrá un emplazamiento itinerante por las siete parroquias, exponiéndose en los próximos meses en lugares singulares de cada una ya la vez puntos neurálgicos para que la obra llame también la atención de los visitantes.

El primer emplazamiento es la plaza de los Arínsols de Encamp. La siguiente ubicación prevista para la exposición será del 6 al 26 de diciembre en los Jardines de la Casa Pairal de Ordino.

“A partir de aquí, se irá exponiendo a todas las parroquias y se irá adaptando a cada localización y entorno, según las necesidades”, ha explicado Merce.

Además, la escultura viene acompañada de un tótem informativo con un código QR realizado por la empresa andorrana Parl’app. En él se incluyen todos los detalles de su proceso de creación y resultado final, así como de la candidatura para los Campeonatos del Mundo del 2027.

La información está recogida en braille, a 5 idiomas, audio, lenguaje de signos y subtitulación.

Un proyecto que aúna el deporte y la cultura

El cónsul menor de Encamp, Joan Miquel Rascagnères ha señalado que;

“el acto de hoy pone en evidencia dos valores esenciales de la vida en sociedad y muy positivos de esta candidatura, la alianza entre el deporte y la cultura”.

Por su parte, el director general de la candidatura Andorra 2027, David Hidalgo ha explicado que;

“el proyecto debe llegar a cada uno de los rincones de nuestro país y qué mejor que hacerlo llegando a las 7 parroquias. Lo que buscábamos era desplegar todas las características que pueden derivarse de una candidatura como esta. Tenemos la parte deportiva, pero también la cultural, la de accesibilidad y la de la sostenibilidad”.

La segunda vida de ‘La sucesión del bosque’

Manteniendo los valores de la sostenibilidad que fomentan los sectores de Soldeu El Tarter de Grandvalira, que aplica a sus instalaciones y que defiende en todos sus eventos y acciones que organiza, la obra está contemplada para tener una segunda vida.

Está hecha con materiales reutilizables, reciclables o recuperables, reforzando también el mensaje de sensibilidad hacia el paisaje del país. Así, el hierro del tronco de los árboles se reciclará para su uso en el sector de la construcción y el cuerpo (la piña), será reutilizado para una futura acción una vez se haga pública por parte de la FIS cuál será la sede de los Campeonatos del Mundo de 2027.

Deja un comentario