Hallan los cuerpos de tres alpinistas franceses desaparecidos en el Nepal

La última vez que se tuvo contacto con ellos fue el 26 de octubre

Una imagen del monte Kangtega (Nepal)
Una imagen del monte Kangtega (Nepal) FOTO: Summitpost

Los cuerpos de tres alpinistas franceses, desaparecidos desde el 26 de octubre por una avalancha en la región del Everest (Nepal), han sido hallados. Así lo afirmaba la policía nepalesa.

“Los cuerpos fueron recuperados el domingo, enterrados a casi dos metros bajo la nieve”, dijo a Efe Mingma Gyalje Sherpa, integrante del equipo de búsqueda y rescate movilizado por la Asociación Nacional de Guías de Montaña de Nepal.

El 26 de octubre se perdió el contacto con los tres alpinistas

El pasado 31 de octubre se reportó la desaparición de los escaladores franceses Thomas Arfi, Gabriel Miloche y Louis Pachoud al verse afectados por una avalancha. La última vez que se habían puesto en contacto con su expedición a través de un teléfono satélite había sido el 26 de octubre.

“No podemos confirmar la identidad de los cuerpos porque no estamos autorizados a hacerlo, dado que un proceso para ello”.

Francia había enviado al Nepal un equipo de 14 personas formado por gendarmes. Igualmente, un equipo de expertos y un perro de avalanchas para echar una mano a los guías nepaleses durante el fin de semana.

Formaban parte del GEAN con permisos para escalar en el Nepal

Los montañeros formaban parte de un equipo que llegó a finales de septiembre, en la región de Khumbu y Everest. Eran integrantes del Grupo Nacional de Excelencia en Montañismo (GEAN), formación de élite de la Federación Francesa de Clubes Alpinos y de Montaña (FFCAM). El equipo tenía intención de escalar diferentes picos que culminan a 5.000 y 6.000 m, al sur de Ama Dablam (6.814 m).

El reconocimiento inicial había permitido localizar sus huellas hasta una altitud de 5.900 m. Pese e ello, los tres se habrían dado la vuelta a unos cien metros antes de la cumbre.

Más información

Tres escaladores desaparecidos en el Himalaya tras una avalancha

Deja un comentario