El alpinista Rick Allen ha perdido la vida en el K2 tras una avalancha

El español Jordi Tosas y el austríaco Stephan Keck, salvaron la vida

Una imagen del alpinista Rick Allen
Una imagen del alpinista Rick Allen FOTO: Karakorum Expeditions

El alpinista Rick Allen falleció por una avalancha cuando intentaba subir a la cima del K2 por una nueva ruta por la cara sur de la montaña. El escocés iba acompañado del español Jordi Tosas, y el austríaco Stephan Keck, los cuales salieron ilesos.

Según el diario británico The Guardian, Allen intentó escalar el K2 para recaudar fondos para la organización benéfica Partners Relie&Development, del que era miembro de la junta directiva.

Rick Allen hacía cordada con español Jordi Tosas, y el austríaco Stephan Keck

El escalador, de 52 años, formaba parte de un equipo de tres miembros que aprovecharon el despejado clima para alcanzar la cumbre cuando ocurrió la avalancha. Sus compañeros fueron rescatados por helicópteros del ejército de Pakistán y trasladados a la ciudad pakistaní de Skardu.

“Rick murió haciendo lo que más amaba y vivió su vida con el coraje de sus convicciones. Rick se comprometió a servir a las comunidades más pobres y vulnerables del mundo, y trabajó como miembro clave del liderazgo de Partners Relief & Development UK durante varios años, haciendo campaña por una vida plena y gratuita para los niños afectados por el conflicto y la opresión”, comunicaba Partners Relie&Development.

Stephan y Jordi se encuentran ahora en el campamento base, indicó por su parte el escalador paquistaní Mirza Ali, miembro de la expedición.

Dedicado en cuerpo y alma a una organización benéfica

Allen persiguió su oficio y su pasión con una dedicación incesante. Fue colaborador y miembro de la junta de Partners UK. La organización benéfica lamenta la pérdida de un amigo incansable.

“Rick persiguió su oficio y su pasión con una dedicación incansable. Como partidario y miembro de la junta de Partners del Reino Unido, lamento la pérdida de un amigo incansable», dijo el presidente de la organización sin fines de lucro, Steve Gumaer.

Allen completó en 2012 el primer ascenso completo de la cresta Mazeno, parte del macizo de Nanga Parbat en la cordillera del Himalaya, del lado paquistaní, lo que le valió un Piolet d’Or, un reconocimiento francés para alpinistas.

El K2 es, tras el Everest, la segunda montaña más alta y la más peligrosa de escalar junto con el Nanga Parbat y el Annapurna. La montaña del Himalaya se ha llevado sólo este año al catalán Sergi Mingote, el chileno Juan Pablo Mohr, el islandés John Snorri, el paquistaní Ali Sadpara, en diferentes expediciones.

Seguir leyendo

El alpinista escocés Rick Allen salva la vida en el Broad Peak gracias a un dron

Deja un comentario