Kilian Jornet y David Göttler ponen punto y final a su reto del Everest

Ambos alpinistas no se encontraron bien cuando estaban a 8.000 metros

'No puedes escalar el Everest a nuestro estilo si no te sientes al 100 por 100', dijo el compañero de Jornet
'No puedes escalar el Everest a nuestro estilo si no te sientes al 100 por 100', dijo el compañero de Jornet FOTO: David Göttler

Kilian Jornet abandona su intento de subir al Everest. Junto a su compañero David Göttler, llegaron hasta unos 8.000 metros, pero al no encontrarse al 100% decidieron dar media vuelta. Así lo aseguraba el alemán en sus redes sociales.

La aventura para ambos alpinistas ha finalizado sin coronar el techo del mundo. Después de esperar una ventana de buen tiempo, debido a los ciclones tropicales, al llegar al Collado Sur decidieron regresar.

En su intento al ataque de la cima, Kilian Jornet salió del Campo Base. Su compañero lo hizo del C2 y se encontraron en el C4. Sin embargo, Göttler anunciaba este martes la decisión de ambos de frenar su intento.

“Después de mucho esperar a que pasaran los ciclones tropicales y se asentara la nieve, iniciamos un intento, pero al llegar al Collado Sur decidimos detenernos”.

Jornet y Göttler no se sintieron al 100 por 100 para alcanzar la cima

El mal tiempo y los ciclones no han dado tregua esta primavera en el Everest. Unas circunstancias que, junto al coronavirus, no ha sido fácil para los alpinistas. Después de mucho esperar, el físico les ha pasado factura.

“Fue un momento extraño cuando nos reagrupamos en South Col y nos dijimos que no estábamos bien, ambos habíamos tenido exactamente la misma experiencia y nos sentimos igualmente mal”, comentaba Göttler. Y añadía que, “Sabíamos que debíamos detenernos. Habría sido una tontería seguir escalando más alto en ese estado. No puedes escalar el Everest a nuestro estilo si no te sientes al 100 por 100 y, afortunadamente, ambos sabemos muy bien cómo debemos sentirnos en esas altitudes”.

“Estamos decepcionados, aunque no nos arrepentimos”

Jornet y Göttler llevan semanas de aclimatación en el pueblo de Pheriche, donde tenían instalado su campo base. Finalmente, habían decidido subir al Everest por la ruta normal y no la que habían previsto inicialmente, por la arista norte.

“Aunque podríamos culpar al viento de habernos impedido seguir (hacía bastante viento en S Col), no fue el viento ni el mal tiempo ni las malas condiciones de la montaña. Fueron nuestros cuerpos y cómo nos sentimos, y es igualmente importante escuchar tu cuerpo y respetarlo. Añadir, que es solo una pieza más de este difícil rompecabezas. Cuando los márgenes de seguridad son tan delgados, si una pieza no encaja, no puedes terminar el rompecabezas”, concluía el alpinista.

Seguir leyendo

Kilian Jornet y David Goettler, a punto de coronar el Everest tras la aclimatación

Deja un comentario