Paridad entre carreras técnicas y de velocidad en la Copa del Mundo 2022

El borrador del calendario de la Copa del Mundo de alpino 2021-2022, que debe ser aprobado en junio por el Congreso de la FIS, repara una injusticia que empezaba a ser histórica

Alexis Pinturault y Petra Vlhova, los triunfadores de la pasada Copa del Mundo.
Alexis Pinturault y Petra Vlhova, los triunfadores de la pasada Copa del Mundo.

El comité de alpino de la FIS se reunió ayer ‘on line’ para discutir algunos puntos de la orden del día del Congreso del mes que viene en Portoroz (Eslovenia) y otros aspectos de la próxima temporada, según informa fantaski.it . El calendario de la Copa del Mundo 2021-2022 podría tener, por primera vez en muchos años, una paridad entre pruebas de velocidad y técnicas. De este modo se solventaría un agravio entre técnicos y velocistas, un equilibrio que estos últimos llevan años reclamando. A falta de su aprobación en el Congreso de junio, en el borrador se han previsto 38 carreras a disputar tanto en categoría masculina como femenina. La mitad serán técnicas y la otra mitad de velocidad. En ambas categorías se disputarán además dos pruebas paralelas y por segundo año consecutivo la FIS no incluye ninguna combinada en la Copa del Mundo.

En el calendario masculino se han programado nueve slaloms, otros tantos gigantes, diez descensos, ocho super G y dos paralelos. En el femenino son once slaloms, siete gigantes, once descensos, siete super G y dos paralelos.

Las dos carreras iniciales de la Copa del Mundo 2021-2022 reunirán hombres y mujeres. Gigante inaugural en Soelden y paralelo en A partir de ahí los caminos se separan. Las mujeres se irán a Levi para disputar dos slalom Lech Zuers.s antes de reanudar la gira norteamericana tras la cancelación del año pasado. Primero en Killington para un slalom y un gigante y después a Lake Louise con tres descensos y un super G.

De vuelta a Europa las féminas encararán dos super G en St. Moritz, un descenso y un super G en Val d’Isère antes de encarar unas semanas técnicas: gigante en Courchevel, gigante y slalom en Lienz, slalom en Zagreb, slalom y gigante en Maribor y slalom en Flachau.

Las velocistas volverán a tener protagonismo en Zauchensee (descenso y super G) y Cortina d’Ampezzo (descenso y super G). El 25 de enero se correrá el gigante de Plan de Corones, al que seguirán un descenso y un super G en Garmisch, justo antes de los Juegos de Invierno. Dos descensos en Crans Montana a final de febrero serán seguidos por un super G y un gigante en Lenzerheide y un slalom y un gigante en Are antes de las finales en Courchevel Meribel.

El calendario masculino

Los hombres se irán a Lake Louise tras el paralelo de Lech. Allí disputarán dos descensos y un super G para viajar después a Beaver Creek con un descenso y dos super G. Vuelven a Europa para disputar un slalom y un gigante en Val d’Isère antes de cuatro citas italianas: Val Gardena (descenso y super G), Alta Badia (dos gigantes), Madonna di Campiglio (slalom) y Bormio (descenso y super G).

El año nuevo lo estrenarán con el slalom de Zagreb y después un slalom y un gigante en Adelboden para dar paso a las clásicas de Wengen y Kitzbuehel, ambas con dos descensos y un slalom. El slalom nocturno de Schladming será la última carrera antes de los Juegos. Tras la cita olímpica la Copa del Mundo masculina volverá a Garmisch con dos slaloms y Kvitfjell con un descenso y un super G. Kranjska Gora, con dos gigantes, precederá a las finales de Courchevel Meribel.

Por otra parte, cuatro naciones han presentado cinco propuestas para gestionar el orden de salida en las pruebas de velocidad. El objetivo es hacerlo más equilibrado en el aspecto deportivo y también en el televisivo. Se ha creado un grupo de trabajo para evaluar las propuestas y reducirla a una sola, que deberá presentarse en el ‘meeting’ de primavera de la FIS en la primavera de 2022.

Deja un comentario