Las estaciones de Lleida cierran una muy buena Semana Santa

Las buenas cifras de estos días festivos servirán tan sólo para maquillar una temporada totalmente atípica marcada por la pandemia

Una imagen de las estaciones de Lleida del Pallars
Una imagen de las estaciones de Lleida del Pallars FOTO: Skipallars

El Pirineo de Lleida ha sido uno de los destinos de referencia durante la Semana Santa. El turismo familiar ha querido aprovechar el periodo vacacional en las zonas turísticas del conjunto de la demarcación. La ocupación de manera específica ha sido en el área del Pirineo de Lleida, con una media de ocupación por encima del 90% en los 4 días festivos.

Muchos establecimientos han colgado el cartel de completo, como también con una ocupación elevada a las segundas residencias.

El buen tiempo ha favorecido la afluencia de visitantes de proximidad para estas vacaciones de Semana Santa. Con estos resultados se confirman las previsiones hechas por el Patronato de Turismo y los diferentes representantes del sector una vez que el 15 de marzo se levantó el confinamiento comarcal para la misma burbuja de convivencia con la posibilidad de desplazamientos por toda Cataluña y el nivel de reservas se disparó.

El pirineo de Lleida, referente de destino turístico para semana santa con un empleo que ha situado por encima del 90% en los días festivos

El Patronat estima que del 27 de marzo al 5 de abril unos 100.000 turistas han visitado las comarcas leridanas y se han hecho más de 300.000 pernoctaciones en las diferentes modalidades de establecimientos de alojamiento turístico, tanto de la zona de la llanura como del Pirineo de Lleida.

Fin a una temporada atípica de esquí

Las estaciones de alpino de Baqueira Beret, Boí Taüll, Port Ainé, Espot Esquí y Tavascan cierran este Lunes de Pascua la temporada 2020-2021, coincidiendo con el período final de esta Semana Santa. Sólo Port del Comte dio por cerrada la temporada el Viernes Santo debido a las altas temperaturas y la falta suficiente de nieve en pistas.

Las condiciones son inmejorables en Boí Taüll
Las condiciones son inmejorables en Boí Taüll
FOTO: Esquiades.com

Toni Sanmartí, director de FGC Turismo y Montaña, manifestó que los complejos de Lleida de Espot, Port Ainé y Boí Taüll han estado estos días al 50% de la su capacidad, cuando en una Semana Santa de un año “normal” la ocupación suele ser del 10 o 20%. Todas las estaciones han podido disfrutar de una buena climatología y con un ambiente tranquilo en las pistas.

Las pistas nórdicas, en general, han llegado a este periodo festivo sin grandes cantidades de nieve. Por lo que la mayoría han estado abiertas para uso turísticos. Sólo Tavascan ha abierto para la práctica de esquí y raquetas.

Una vez finalizada la temporada 2020-2021, las estaciones de esquí del Pirineo de Lleida darán a conocer los resultados con el número de esquiadores de Semana Santa como el de la temporada 2020-2021.Una temporada que ha resultado muy atípica y, a pesar de la afluencia de esquiadores estos días de Semana Santa, sólo maquillarán los números de una campaña fuertemente condicionada por las restricciones derivadas de la pandemia.

Turismo activo

En cuanto a las empresas de turismo activo y de deportes de aventura, hay que decir que han tenido un nivel de contratación de un 80% de su capacidad de servicios, según la Asociación de Empresas de deportes de aventura del Pallars Sobirà.

aralleida.cat
El rafting es unos de los deportes de aventura estrella
FOTOS: aralleida.cat

El sector de los deportes de aventura, a pesar de haber iniciado la temporada el 15 de marzo con poca afluencia de usuarios, ha tenido una demanda de servicios muy buena durante la Semana Santa. Con el desconfinamiento comarcal han ido activándose disciplinas como el rafting, el barranquismo, los deportes de lago, el senderismo, la BTT, la hípica y el resto de deportes de aventura.

Florido Dolcet, presidente de la Asociación de Empresas de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, asegura que;

“las condiciones actuales son óptimas para disfrutar de una buena temporada, ya que después de un año de experiencia, los protocolos sanitarios están perfectamente definidos y podemos garantizar una actividad del todo segura, por un lado, mientras que la nieve acumulada este invierno ha producido unas reservas de agua suficientes para afrontar el verano con caudales óptimos. La apertura de fronteras al turismo internacional sería otro factor que contribuiría a reactivar el sector”.

Deja un comentario