Juanito Oiarzabal, hospitalizado por neumonía causada por coronavirus

El montañero está ya estable y agradece las muestras de cariño recibidas

Juanito Oiarzabal en una de sus últimas salidas a la nieve
Juanito Oiarzabal en una de sus últimas salidas a la nieve FOTOS: J. Oiarzabal

El montañero Juanito Oiarzabal se encuentra ingresado en el hospital de Txagorritxu de Vitoria desde hace algunos días por neumonía bilateral por coronavirus. El vasco se infectó a finales de enero, pero por sus antecedentes de embolias de pulmón en el Himalaya tuvo que ser ingresado.

El montañista gradece las muestras de cariño recibidas

Oiarzabal dio positivo en COVID-19 en el transcurso de un preoperatorio. Finalmente, para evitar complicaciones, al ser persona de riesgo, tuvo que ser ingresado inicialmente con un respirador y ahora con oxígeno.

«Desde el pasado día 29 estoy afectado por el Coronavirus. Llevo cinco días ingresado en el Hospital de Txagorritxu el Vitoria Gasteiz. Estoy afectado de neumonía en ambos pulmones. Debido a mis antecedentes de las embolias de pulmón en el Himalaya soy paciente de riesgo», explica Oiarzabal desde el hospital en sus redes sociales.

Gracias a los médicos voy superando todo este trance. Ahora estoy estable pero hay que seguir cuidándonos. Muchas gracias a todos por preocuparos, os lo agradezco de corazón.

Oiarzabal se despide de los ochomiles con un documental

Con esta imagen agradece a todos los que se han preocupado por él
Con esta imagen agradece a todos los que se han preocupado por él

A punto de cumplir los 65 años, el alavés quería repetir en 2016 las 14 cimas más altas del planeta, según explica Marca.com. Una aventura que tuvo que desestimar a causa de dos trombos pulmonares que le obligaron a pasar por un hospital tras regresar del Dhaulagiri (8.167 metros, Nepal).

El vitoriano se despidió de los “ochomiles”. Lo hará a través de un documental que grabará los próximos meses junto a su hijo Mikel y al director de ‘Al filo de lo imposible’, Sebastián Álvaro, y que recorrerá zonas de Pakistán, Nepal y Patagonia.

Gracias a los médicos voy superando todo este trance. Ahora estoy estable pero hay que seguir cuidándonos. Muchas gracias a todos por preocuparos, os lo agradezco de corazón

Deja un comentario