Suspendido el descenso de la Streif de hoy en medio de un gran malestar

El mal tiempo obliga a cancelarlo entre un ambiente enrarecido por las quejas no atendidas de los corredores acerca del último salto en la Streif, que provocó la grave caída del suizo Urs Kryenbuehl

Mal ambiente en Kitzbuehel tras el primer descenso de ayer y la organización ha cancelado el de hoy.
Mal ambiente en Kitzbuehel tras el primer descenso de ayer y la organización ha cancelado el de hoy.

El segundo descenso masculino de Kitzbuehel previsto para hoy ha sido cancelado debido a las condiciones meteorológicas. Los organizadores han optado por la seguridad de los participantes, después de las caídas del viernes y la suspensión anticipada de la prueba. A la nieve caída durante la noche se ha añadido por la mañana la lluvia y una alta temperatura que han provocado problemas en la parte baja de la pista.

Muchas han sido las quejas de los corredores por la situación vivida en la Streif ayer durante el descenso, que reemplazaba al cancelado de Wengen por la alta incidencia de Covid-19 en la estación suiza. Después de tres horas de carrera salpicadas por continuas interrupciones se decidió dar la salida a los treinta primeros dorsales, cantidad mínima que permitía suspender la carrera siendo válido su resultado. Marco Odermatt, principal rival de Alexis Pinturault en la carrera por el Gran Globo tras la lesión de Aleksander Aamodt Kilde, fuera de combate para lo que resta de temporada, debía salir con el dorsal 31 pero se quedó en el portillón de salida sin poder competir.

Grave caída de Urs Kryenbuehl ayer en la Streif.
Grave caída de Urs Kryenbuehl ayer en la Streif.

Las graves caídas de Ryan Cochran-Siegle y de Urs Kryenbuehel calentaron mucho los ánimos de los participantes, que desde el primer entrenamiento del miércoles ya se habían quejado a la organización de los problemas de seguridad que ocasionaba el último salto en la Streif, con la línea de meta a la vista.

Johan Clarey, que acabó cuarto, fue explícito en sus quejas al decir que «llevamos dos días pidiendo modificar el último salto, al que llegamos a más de 140 k/h para volar durante 80 metros. Han hecho ver que lo modificaban pero en lo esencial quedaba igual. Es un error de la organización porque todos lo pedimos y no hicieron nada. El tiempo de bajada (1’53») no se ha visto en Kitzbuehel en mucho tiempo; hay que encontrar soluciones para reducir la velocidad».

Mientras Cochran-Siegle padece una fractura menor en las cervicales y está por ver cuándo podrá volver a comeptir, el pronóstico de Kryenbuehel es más delicado: conmoción cerebral, fractura de clavícula derecha y desgarro en el ligamento cruzado e interno de la rodilla derecha. Obviamente su temporada ha finalizado.

Finalmente el descenso se disputará mañana domingo a las 10.20 horas mientras que el super G se traslada al lunes a las 10.45.

Deja un comentario