Fin de semana anticiclónico a la espera de un cambio importante

A finales de enero podría llegar aire muy frío procedente del este de Siberia

El calentamiento súbito estratosférico SWW o CSE del 5 de enero puede llevar un final de enero muy gélido
El calentamiento súbito estratosférico SWW o CSE del 5 de enero puede llevar un final de enero muy gélido FOTO: Wxcharts.com

El tiempo seguirá frío y anticiclónico los próximos días, a la espera de posibles cambios importantes. Hacía al menos tres años que no se recordaba la sensación de frío tan continuada.

El viernes ha comenzado con algunas nevadas, sobre todo en el Pirineo occidental y en áreas del valle de Aran, Pallars y norte de Andorra. La cota rondará los 800 m pudiendo bajar incluso a 400. Las nieblas ya no serán tan persistentes como las de esta semana y entrará aire más frío a unos 1500.

El viento de norte se intensificará lo cual aumentará la sensación de frío. Pese a ello, el fin de semana será en conjunto soleado a excepción de algún copo de nieve en la cara norte pirenaica.

Los modelos apuntan a medio plazo la probabilidad conjunta de pequeñas oscilaciones temperatura en promedio. Como es lógico, hay todavía mucha incertidumbre. Y es que a partir del 20 de enero en delante, hay muchas dudas si el SSW tendrá efectos o no en nuestro país.

¿Final de enero muy gélido?

El calentamiento súbito estratosférico SWW o CSE del 5 de enero puede llevar un final de enero muy gélido. Saldremos de dudas en pocos días.

La bestia del este siberiana podría llegar a la Península a finales de enero
La bestia del este siberiana podría llegar a la Península a finales de enero
FOTO: Meteociel.fr

Los que me conocéis hace poco tiempo aún no sabéis mi pasión por el ‘vórtice estratosférico’ y sus posibles calentamientos. Pero, sobre todo por las repercusiones que puede tener una vez se ha producido al cabo de unas dos o tres semanas una de las famosas teleconexiones, como puede ser el AO, el NAO, la niña. Por lo tanto, sigue en constante estudio y no se puede aplicar una regla directa. Sin embargo, sí hay posibilidades de una entrada muy fría hacia latitud media es decir a el continente Euro-Asiático o en los EEUU.

Que es el SSW o CSE

En otoño, más o menos hasta la primavera, se forma lo que se conoce como vórtice polar estratosférico, debido a la inclinación del eje de la tierra el sol deja casi de incidir en el hemisferio norte y por tanto comienza un enfriamiento muy importante de toda la columna estratosférica donde puede llegar a alcanzar los -80 en atmósfera libre. Teniendo en cuenta que el sinónimo de vórtice podría se torbellino, éste se podría definir como un ciclón persistente.

Concretamente, es forma un área de baja presión con un movimiento muy fuerte de vientos en sentido contrario al de reloj, que lo que hace es coger el aire frío y lo acumula, creando un auténtico congelador que a lo largo del invierno se va cargando con mucho aire frío, con temperaturas muy por debajo cero (se puede llegar a los -85).

¿Pero cómo se acumula tanto aire frío? El aire pasa por la misma inclinación de la tierra, ya que en invierno el sol tiene muy poca incidencia en el hemisferio Norte y casi no calienta nada. El aire poco a poco se va enfriando (por la nula incidencia solar), como comentábamos hacia principios de otoño, al acumularse tanto aire frío se crea un centro de bajas presiones que se queda bastante inmovilizado.

Al haber altas presiones en latitudes más bajas, donde el sol sí incide, se crea una corriente de aire de las altas presiones a las bajas (gradiente de presión) configurando este anillo que hace acumular el aire frío que lo retiene. Este vórtice estratosférico morirá de forma natural hacia la primavera, ya que el sol ya incidirá en el hemisferio Norte y por tanto de manera natural provocará su calentamiento y desaparición hasta el próximo octubre.

El calentamiento se produce por una subida de unos 25 grados en menos de una semana. Éste se sitúa por encima de los 60 grados en el hemisferio Norte. Si observamos el gráfico de encima y vemos la línea roja, se puede ver cómo se ha producido el calentamiento. Y es que se ha pasado de unos -67 a casi -33, con un diferencial de unos 34 grados de aumento y en menos de una semana por lo tanto por eso decimos que se ha producido el calentamiento o SSW.

Se observa que los 10hp vienen a ser unos 25km, lo que sería la mitad de la estratosfera y por lo tanto un buen indicativo de medida. ¿Por qué se produce? Pues es muy complicado definirlo, pero se determina por lo que se conoce como las ondas planetarias, las ondulaciones que hace el jet, que pueden ser muy pequeñas o muy grande rompiendo lo que llamamos zonal (corriente de viento de oeste a este) siguiendo los paralelos naturales de la tierra.

Donde nosotros estamos, la troposfera posee un patrón de los vientos, cuando éste se rompe por diversas causas fenómenos como el niño, aumento temperatura del mar, los ciclos solares (11 años) … hace cambiar esta dirección de los vientos, y es cuando de forma no natural, pueden subir hasta el polo y llegar a la troposfera con mucha más temperatura y provocar el fenómeno.

Un indicador importante del SSW son los vientos zonales. Para explicarlo de manera sencilla, si este viento es fuerte el ciclón está fuerte no se debilita, y por lo tanto todo el aire frío queda almacenado en aquel rincón de la estratosfera. Si éste viento zonal se debilita, significa que este ciclón pierde fuerza tanta que lo que puede provocar es que este aire tan frío, que está en la estratosfera, pueda acabar bajando en la troposfera y por tanto al “caer” tanto aire frío salga de la troposfera ártica y baje hacia latitud inferior o en la rama de los EEUU o en la zona Euro-Asiática.

Observe el gráfico de abajo, como este viento zonal que estaba entre 20 / 40 m/s, se considera un viento fuerte y, por tanto, ciclón fuerte y vórtice estratosférico. Incluso, si se sitúa por debajo del cero, significa que la reversión de vientos este han dejado de girar de oeste hacia este y han pasado de este hacia oeste, lo que es consideraría unos SSW significativo o importante.

A final de enero podría llegar la bestia del este siberiana

Con este escenario, tras el calentamiento súbito estratosférico SWW del 5 de enero puede haber una fuga de aire frío importante que llegaría después de unas dos o tres semanas. Por tanto, nos ubicaríamos entre el 19 y el 26 de enero, lo cual nos hace pensar que en pocos días podemos saber que pasará y si realmente tendrá efectos en nuestro país

Hay que estar pendientes de los modelos y ver si empiezan a “ver” cambios. De hecho, en las redes sociales ya se empieza a publicar que a partir de finales de este mes podría venir una entrada fría pata negra. Una perturbación siberiana, bestia del este en leguaje coloquial, que podría ser muy potente.

Para finalizar, el índice AM (Anular Modo Índice) mide la troposfera hasta la estratosfera. Se observa que cuando tiene colores marrones (por encima de cero positivos) significa AO positivo y vórtice estratosférico fuerte. Por lo que todo el frío se queda en el Ártico. En cambio, cuando es de color azul (negativo), significa AO- y vórtice estratosférico débil, por lo tanto muchos números de entradas frías latitudes medias.

Lo tenemos todo azul y el forecast (previsión todo azul) da una situación de traca. Esta salida sacada del horno del modelo CFS sería para el 29 de enero, lo que se conoce como la bestia del este Siberiana.

Deja un comentario