El vizcaíno Alex Txikon intentará coronar el Manaslu este invierno

El alpinista estará acompañado por el italiano Simone Moro y al guipuzcoano Iñaki Álvarez

Una imagen del alpinista vasco antes de su ascenso al campo 2
Una imagen de archivo del alpinista vasco FOTO: Alex Txikon

El alpinista Alex Txikon intentará la ascensión invernal al Manaslu (8.163 metros), la octava cumbre más alta del planeta. La expedición del vizcaíno dará comienzo el próximo jueves, día 31. Sus compañeros de cordada serán el italiano Simone Moro y al guipuzcoano Iñaki Álvarez.

La expedición invernal, presentada este lunes en Bilbao bajo el nombre de ‘Manaslu Eki Fundación’, tendrá una duración aproximada de dos meses. Los alpinistas tratarán además de encadenar la cima del Manaslu con la cima del Pináculo Este (7.992 metros), el ‘sietemil’ más alto del mundo.

Txikon junto a Moro y Álvarez deberán pasar una segunda PCR al llegar a Nepal

Según explicó Txikon, el viaje a Nepal arrancará el día 31 desde Madrid para llegar el 1 de enero, vía Doha, a Katmandú. Allí recibirán los 500 kilos de material que emplearán en la expedición en la que se incluyen varias “estaciones fotovoltaicas” para producir energía que serán posteriormente donadas en la zona.

El vizcaíno explicó que cinco días después de llegar a la capital nepalí a los miembros de la expedición, en cumplimiento de la legislación sanitaria del país, se les realizará un test PCR que será el segundo tras el que van a ser sometidos todos ellos este mismo lunes.

Según los plazos que manejan, el grupo estará instalado en el campo base, a 4.900 metros de altura, a mediados de enero. Tras la fase de aclimatación, y si las condiciones climatológicas lo permiten, intentarán el ascenso en las primeras semanas de febrero.

Simone asegura que sólo tres han conseguido la cima invernal del Manaslu

En un vídeo proyectado en la presentación, Simone Moro subrayó su ilusión de afrontar este intento con un grupo “pequeño, pero fuerte” que no será “fácil” y añadió que se decantaron por el Manaslu en lugar del K2 porque querían “intentar una cumbre sin mucha gente en el campamento base y sin compartir esfuerzos”.

“A los tres no nos motivaba tanto prepararla para ir a un sitio con tanta gente. Conozco el Manaslu en invierno dos veces y en las dos encontré más de seis metros de nieve. Algunos lo consideran una montaña fácil en otras estaciones, pero es totalmente diferente en invierno. Solo lo han conseguido tres personas”, explicó.

“He subido cuatro ‘ochomiles’ en invierno y me gusta intentar la quinta. Nadie lo ha hecho en la historia. Pienso que podemos hacerlo, pero todo dependerá de la suerte que tengamos con la meteorología porque si nos encontramos la misma nieve es imposible o muy peligroso”, añadió el montañero italiano. EFE

Deja un comentario