Val d’Isère conserva el descenso y super G masculino de los días 12 y 13

Val d'Isère ha obtenido el visto bueno de la FIS para organizar un descenso y un super G masculinos los días 12 y 13, respectivamente, tras haber tenido que ceder dos gigantes a Santa Caterina Valfurva

Kjetil Jansrud fue el ganador del último descenso y super G disputado en Val d'Isère, en diciembre de 2016. FOTO: CBC Olympics
Kjetil Jansrud fue el ganador del último descenso y super G disputado en Val d'Isère, en diciembre de 2016. FOTO: CBC Olympics

Val d’Isère ha recibido el visto bueno de la FIS para albergar las pruebas de velocidad masculinas programadas del 10 al 13 de diciembre, tras el control positivo realizado por técnicos de la federación internacional, según informa Skicrono. La decisión debía haberse tomado ayer lunes pero Hannes Trinkl, jefe del circuito de velocidad masculino y presente en Val d’Isère, decidió posponerla 24 horas para tomar una decisión más justa.

Un descenso el día 12 y un super G al día siguiente abrirán la Copa del Mundo masculina, que será preludiada desde el 10 de diciembre con los entrenamientos reglamentarios. Las pruebas se celebrarán a puerta cerrada y Val d’Isère debe acoger dos descensos femeninos y un super G del 18 al 20 de diciembre. Pero para ello deberá superar otro control de la FIS, previsto para el día 4.

La estación de la Saboya ya perdió el pasado 26 de noviembre la posibilidad de acoger dos gigantes masculinos programados para el 5 y 6 de diciembre y que se disputarán en Santa Caterina Valfurva.

Ingrid Jacquemod, ex esquiadora y presidente del Club Val d'Isère des Sports. FOTO:C
Ingrid Jacquemod, ex esquiadora y presidenta del Club des Sports Val d’Isère.

«Es un alivio después de la suspensión de los gigantes. Hemos escogido una buena estrategia, privilegiando la preparación de la pista de velocidad, especialidad que nos abre la puerta a dos fines de semana de competición. Superar este desafío, que ha supuesto un esfuerzo ingente, ha sido gracias a los servicios de la estación, a todos los miembros del comité organizador y al Club des Sports, que han trabajado en condiciones difíciles. Es una señala esperanzadora para el mundo de la montaña, que necesita encontrar un motivo para la sonrisa en el contexto actual», ha indicado mediante un comunicado Ingrid Jacquemod, directora del Club des Sports de Val d’Isère.

La estación, con una presencia casi ininterrumpida en el calendario desde la creación de la Copa del Mundo, organizó por última vez pruebas de velocidad en la temporada 2016-2017, cuando reemplazó el super G y el descenso anulados en Beaver Creek por falta de nieve ganando ambas pruebas Kjetil Jansrud. En esa ocasión Val d’Isère organizó en el espacio de ocho días cinco carreras: las dos citadas, dos gigantes (Mathieu Faivre y Alexis Pinturault) y un slalom (Henrik Kristoffersen).

Deja un comentario