El oscense Marti Vigo cambia el esquí de fondo por el ciclismo profesional

El fondista oscense Marti Vigo cambia los esquís de fondo por la bicicleta para convertirse en ciclista profesional en el equipo italiano Androni Giocattoli, y sin tener apenas experiencia en este deporte

Martí Vigo, compitiendo en los 15 km libre de los Juegos de PyeongChang. FOTO: RFEDI
Martí Vigo, compitiendo en los 15 km libre de los Juegos de PyeongChang. FOTO: RFEDI

Martí Vigo, el fondista oscense de 23 años que dejó de competir la temporada 2019, ha decidido dar el salto al ciclismo profesional firmando un contrato de tres años con el equipo italiano Androni Giocattoli Sidermec. Gianni Savio es el máximo responsable de este equipo Pro Team con una antigüedad de más de 30 años en el pelotón profesional. Ha sido el artífice de multitud de figuras del ciclismo como Egan Bernal, vencedor del Tour de Francia 2019, Iván Ramiro Sosa o Nelson ‘Cacaíto’ Rodríguez. Siempre con presupuestos modestos logrados a base de muchos patrocinadores, lo que hace del maillot del Androni uno de los más poblados de marcas.

Vigo colgó los esquís de fondo en marzo de 2019 con dos victorias en pruebas FIS, en Villach 2017 sobre 15 km, y en Candanchú 2018 sobre 10. Fue olímpico en PyeongChang, con una 19ª plaza en la prueba de sprint y un abandono en los 15 km. Además, ha subido en cinco ocasiones al podio de los Campeonatos de España. Decidió dejar el esquí “porque se juntaron una serie de circunstancias. Falleció mi padre, estaba desmotivado y quería acabar los estudios de fisioterapia”, empieza explicando.

A rueda de su pareja

Su pareja es la aranesa Lydia Iglesias, también ex fondista y que dejó de competir sobre la nieve en marzo de 2019, lo mismo que Martí. Ahora milita en el Cronos Casa Dorada, equipo femenino continental UCI. Marti, oscense de Sesué, en el valle de Benasque, empezó a acompañar a Lydia en sus entrenamientos y vio que aguantaba rueda sin muchos problemas. “Había tomado parte, que no competido, en alguna prueba de mountain bike. Pero en carretera no tenía experiencia. Después del confinamiento me registré en Strava, una aplicación móvil que conecta a millones de ciclistas, para grabar los datos de mis salidas. Y la verdad es que los números eran buenos”, sigue narrando Vigo.

Se apuntó, por probar, al Campeonato de Aragón élite sub-23 de este año, llegó sexto y se proclamó campeón al ser el primer aragonés en cruzar la meta. Corrió como independiente sin estructura alguna de apoyo. “Fue una carrera complicada, con viento de costado, abanicos y muchos ataques. Aguanté bien y pude entrar en el grupo delantero. Éramos seis y acabé el último porque cuando se lanzó el sprint tuve un problema mecánico”.

Vigo en el Memorial Valenciaga, la prueba amateur de un día más prestigiosa del calendario nacional. FOTO: ccadi.es
Vigo en el Memorial Valenciaga, la prueba amateur de un día más prestigiosa del calendario nacional. FOTO: ccadi.es

La carrera fue a finales de septiembre y su actuación no pasó desapercibida. Patxi Vila, ex ciclista profesional en Banesto y Lampre y ahora responsable de rendimiento en Movistar, le llamó para hacerle una prueba de esfuerzo y los resultados fueron óptimos. El runrún fue a más y Vigo decidió tomar parte en el Memorial Valenciaga, una de las pruebas de mayor prestigio en el calendario nacional de ciclismo amateur. Lo hizo gracias a que el equipo navarro Telco,m le ofreció una plaza en su alineación. “Estuve aguantando ataques y tirando en Arrate, el puerto donde estaba la meta”, explica. Acabó decimotercero y a Mauricio Fondriest, campeón del mundo en 1988, le llegaron noticias de Marti Vigo. “Me llamó ofreciéndose para representarme, me dijo que ya había equipos interesados en mis servicios y le dije que adelante. Finalmente he firmado por tres años con Androni, que era la mejor opción. Tengo los estudios de fisioterapia a punto de finalizar y me apetece mucho probar esta experiencia, he reencontrado la motivación por competir”, dice Vigo.

Se lleva un grato recuerdo de su etapa como fondista aunque “al final estaba por estar, sin alicientes. Podía haber seguido pero eso no va con mi manera de ser. Estoy contento de haber competido en esquí de fondo”. Berta, su hermana mayor, también fue fondista y subió en seis ocasiones al podio de los Campeonatos de España.

Deja un comentario