Zrinka Ljutic sorprende en su debut FIS y Janica Kostelic ya la dirige

A sus 16 años la croata Zrinka Ljutic ha impresionado en su debut en carreras FIS la semana pasada en Solda, después de lograr dos 'dobletes' en el Alpe Cimbra, antes Topolino y Mundial oficioso infantil

Zrinka Ljutic apunta a figura a sus 16 años. Ya está bajo la tutela de Janica Kostelic. FOTO: Facebook Team Ljutic
Zrinka Ljutic apunta a figura a sus 16 años. Ya está bajo la tutela de Janica Kostelic. FOTO: Facebook Team Ljutic

Se llama Zrinka Ljutic y es una esquiadora de Zagreb de 16 años que la semana pasada debutó en el ‘Circo Blanco’, empezando por los escalones inferiores: Campeonatos nacionales y pruebas FIS. Fue en Solda, en el Tirol italiano, donde disputó dos slaloms y dos gigantes. Partió con dorsales muy altos, como lo fueron sus resultados. En el gigante FIS, la prueba de su debut el lunes pasado y la disciplina en la que mejor se maneja, la croata Zrinka salió con el dorsal 114 y finalizó vigésimo primera con el segundo mejor tiempo de manga en la segunda bajada. Con este resultado, Ljutic ganó 51,36 puntos FIS, la mayor cantidad que cualquier esquiador croata ha logrado en su primera carrera FIS.

A pie de podio de un nivel de Copa del Mundo

Al día siguiente otro gigante, este del Nacional transalpino. Con el dorsal 108 acabó novena; el miércoles slalom del Campeonato de Italia: cuarta con el dorsal 78, a cinco décimas de un podio de nivel de Copa del Mundo después de hacer el mejor tiempo en la segunda manga. Ganó Paula Moltzan por delante de Nina O’Brien y Meta Hrovat. Y remató el jueves con su segunda carrera FIS, otro slalom en el que acabó novena luciendo el dorsal 87.

Zrinka Ljutic ha sorprendido en su debut en el circuito senior en Solda. FOTO: Goran Razić (Asociación de esquí de Croacia)
Zrinka Ljutic ha sorprendido en su debut en el circuito senior en Solda. FOTO: Goran Razić (Asociación de esquí de Croacia)

En las cuatro carreras, a pie de pista, un mito croata del esquí mundial: Janica Kostelic. Sus tres Grandes Globos, cuatro títulos olímpicos y cinco mundiales brillan detrás de este nombre. Janica marcó el camino a Ivica, su hermano mayor, que no pudo igualar su tremendo palmarés.

En Solda Janica estuvo siguiendo con atención las carreras y muy especialmente las bajadas de Ljutic porque ha llegado a un acuerdo con la federación croata para hacerse cargo del equipo femenino, con Zrinka y Leona Popovic a supervisar, tarea similar a la que ejerce Ivica en el masculino. Ambos hermanos trabajan bajo la supervisión de Vedran Pavlek, máximo responsable de la sección de alpino de la federación.

Arrasando en el Alpe Cimbra, antes Topolino

Hasta ahora ha sido Amir, el padre de Zrinka, quien se ha ocupado de la carrera deportiva de sus hijos. Los Ljutic son cuatro hermanos: Tvrtko de 17 años, Zrinka de 16, Dora de 15 y  Hrvojede de 13.

Dora, la tercera de los cuatro hermanos.
Dora, la tercera de los cuatro hermanos.

Viven casi todo el año en Innerkrems, Austria, donde combinan estudios y entrenamientos. Amir dejó su trabajo de ingeniero naval en para centrarse en la carrera deportiva de sus hijos, como hizo Ante, el papá Kostelic, en su momento.

Hrvoje, el benjamínZrinka Ljutic ‘explotó’ a principios de año en el Alpe Cimbra (antes Trofeo Topolino), el Mundial oficioso sub 14 y sub 16, colgándose el oro en slalom y gigante y repitiendo lo que había logrado dos años antes en la categoría sub-14. Janica Kostelic y Mikaela Shiffrin ganaron en su día los dos oros en sub-14 pero no lo consiguieron en sub-16. Ljutic igualó la marca de la eslovena Nea Dvornik, que hasta el febrero pasado había sido la única en hacer doblete en las dos categorías. Ya el año pasado Zrinka recibió el estatus de mejor esquiador joven del mundo menor de 16 años como ganador de la FIS AlpeVibra.

Zrinka, con los pies en el suelo

La prensa croata se volcó en ella, que exhibió una cabeza bien amueblada para su edad y coherencia en las respuestas. «No le daría tanta importancia a estos resultados, sobre todo sabiendo que hay ganadores de estas carreras de los que apenas se supo nada después», fue su declaración de principios.

Janica es un modelo para Zrinka y ahora recibe sus consejos. Cuando le dicen que es su heredera, vuelve a relucir su sensatez respondiendo que «entiendo que los periodistas no puedan resistirse a estas comparaciones. Pero también se dijo eso de Tamara Zubcic, Lana Zbasnik e Ida Stimac cuando ganaron el Topolino».

Con Amir, su padre, figura clave en la vida de Zrinka. FOTO: Facebook Rossignol Alpe Adria
Con Amir, su padre, figura clave en la vida de Zrinka. FOTO: Facebook Rossignol Alpe Adria

Sabe muy bien que sin el respaldo de su familia no habría llegado donde está. Su madre, Martina, es profesora de inglés y alemán. «Mi madre es mi mayor apoyo, estoy muy apegada a ella. Pero fue papá quien subordinó su vida, dejando su trabajo para volcarse en nuestra carrera. No hay medida en la que pueda expresarle mi gratitud. No sólo es un entrenador de esquí, también es preparador físico, militar, chef, psicólogo y, cuando es necesario, fisioterapeuta».

Su hermano mayor, Tvrtko, también tiene futuro en el esquí alpino. Acabó quinto en el slalom de los Juegos de Invierno de la Juventud. FOTO sport.hrt.hr
Su hermano mayor, Tvrtko, también tiene futuro en el esquí alpino. Acabó quinto en el slalom de los Juegos de Invierno de la Juventud. FOTO sport.hrt.hr

Tvrtko, el hermano mayor, también slalomista

Amir Ljutic se ha enfocado más en la preparación de los dos hijos mayores, Zrinka y Tvrtko, que fue quinto en el slalom de los Juegos de Invierno de la Juventud el pasado eneero en Lausana. Los dos pequeños combinan la escuela en Zagreb e Innerkrems y a su edad la presión es menor cuando compiten. Zrinka y su hermano Tvrtko estudian secundaria a distancia. Los dos son apasionados del windsurf y han competido en la Copa de Europa de este deporte.

A Zrinka le apasiona la guitarra, tiene una eléctrica en la que se aplica con el rock, el punk rock y el heavy metal, sus géneros preferidos. Entrena en el gimnasio de Zagreb donde también se machacaban los Kostelic y siempre que puede acude allí con su prima Lara Cvjetko, de 19 años, medallista de oro del reciente Campeonato de Europa de Judo sub 23.

Zrinka es una apasionada de la guitarra y lo evidencia en la imagen. FOTO: Facebook Rossignol Alpe Adria
Zrinka es una apasionada de la guitarra y lo evidencia en la imagen. FOTO: Facebook Rossignol Alpe Adria

El coronavirus ha desbaratado sus planes de pretemporada, como a todos. Tenía previsto debutar en pruebas FIS en Nueva Zelanda en mayo pero la pandemia obligó a cambiar de planes. «Necesitamos un plan B para todo, los viajes han cambiado, hay que ir con cuidado dónde se está y dónde vamos, hacerse las pruebas… De lo poco positivo de esta situación es que he entrenado mucho y el progreso está claro. Ahora estamos en Solda y con suerte no nos cerrarán. Hemos estado en Austria hasta que han cerrado las estaciones», explicó a Direktno la joven promesa tras su espectacular inicio en pruebas FIS.

A Janica Kostelic, obviamente, ya la conocía. «A menudo me daba consejos, sobre todo desde el punto de vista psicológico y logístico. Me dice que nunca debo olvidar que mi familia está detrás del éxito. Y desde hace una semana que hemos empezado a trabajar juntas se ha mostrado relajada y es genial tener a alguien así a tu lado, es impagable», explica la joven esquiadora.

El factor sorpresa

Sabía que llegaba bien a Solda a pesar de no haber competido desde febrero. «Tuve suerte porque a pesar de mis dorsales altos las condiciones de nieve fueron muy buenas y la pista aguantó. Lo cierto es que no esperaba ir tan rápida en el slalom, donde no soy tan regular como en gigante. Me lo pasé muy bien los cuatro días pero el jueves acabé muy cansada; me siento orgullosa de cómo esquié la semana pasada», admite.

Ljutic, en lo más alto del podio del slalom del Alpe Cimbra. Repitió el oro en el gigante. FOTO: Twitter Alpe Cimbra FIScc
Ljutic, en lo más alto del podio del slalom del Alpe Cimbra. Repitió el oro en el gigante. FOTO: Twitter Alpe Cimbra FIScc

Sus resultados sorprendieron a todas las participantes. El factor sorpresa fue grande y Ljutic explica a la prensa croata que «no se lo esperaban y me felicitaron efusivamente. Sólo con quienes entreno habitualmente y mis compañeros de selección sabían hasta dónde podía llegar. Los demás no y fue un ‘shock'».

Debut en la Copa del Mundo

Vedran Pavlek, el director de la selección nacional, ya dijo en Soelden que Zrinka debutaría esta temporada en la Copa del Mundo. Lo que no se sabe es cuándo. No podrá ser en los slaloms de Levi porque la última lista de puntos FIS se actualizó el día antes de que comenzara a obtener grandes resultados en Solda. Podría ser en Courchevel (gigante el 12 y 13 de diciembre) o Semmering (gigante y slalom el 28 y 29 de diciembre). Tampoco se descarta un debut en ‘casa’, en el slalom de Sljeme, la montaña de Zagreb, el 3 de enero.

 

Zrinka Ljutic y Leona Popovic están en el mismo grupo de trabajo del equipo croata que supervisa Janica Kostelic. FOTO: Facebook CroSki
Zrinka Ljutic y Leona Popovic están en el mismo grupo de trabajo del equipo croata que supervisa Janica Kostelic. FOTO: Facebook CroSki

Si no se tuercen los planes estará en el Mundial de Cortina d’Ampezzo. Pavlek dice que «es joven, no hay que dar pasos en falso. Hay que tener cuidado con no ‘quemarla’, todo ha de ir poco a poco. Su escenario natural ahora debe ser la Copa de Europa».

Evidentemente el sueño deportivo de Zrinka Ljutic es un Gran Globo. Y apunta que «es sólo un sueño. Ganar el oro olímpico es el éxito más rotundo, pero significa que fuiste el mejor ese día. Y si se gana un Globo de Cristal pequeño, y sobre todo el grande, significa que se ha sido el mejor o se ha subido al podio muchas veces».

Deja un comentario