Veith, Rebensburg y Myhrer, tres oros olímpicos que cuelgan los esquís

Tres campeones olímpicos, Anna Veith, Viktoria Rebensburg y Andre Myhrer, constituyen las bajas más importantes de la próxima Copa del Mundo tras decidir abandonar la competición

Andre Myhrer celebra su oro olímpico en el slalom de PyeongChang junto a Ramon Zenhaeusern y Michael Matt, con quienes compartió el podio.
Andre Myhrer celebra su oro olímpico en el slalom de PyeongChang junto a Ramon Zenhaeusern y Michael Matt, con quienes compartió el podio.

Anna Veith y Viktoria Rebensburg, en categoría femenina, y Andre Myhrer y Peter Fill en la masculina serán las ausencias más notables el próximo invierno en el ‘Circo’ blanco. Cada temporada llegan caras nuevas que han de ir forjándose un futuro en la Copa del Mundo, mientras que dejan de aparecer en los portillones de salida rostros familiares, con una larga trayectoria deportiva a sus espaldas.

Sin duda el adiós de dos campeonas como Viktoria Rebensburg y Anna Fenninger se va a notar en el circuito femenino. La austriaca anunció su retirada el pasado mes de mayo después de una temporada en la que nunca estuvo a gusto, siendo la séptima plaza del super G de Rosa Khutor su mejor resultado en las once carreras que disputó el pasado invierno.

Anna Veith se quedó a una centésima de revalidar su título olímpico en PyeongChang. Una plata muy amarga la de la austriaca.
Anna Veith se quedó a una centésima de revalidar su título olímpico en PyeongChang. Una plata muy amarga la de la austriaca.

Veith (Fenninger de soltera) se va con un regusto amargo. Se rompió el cruzado anterior derecho entrenando en marzo de 2019  y ya no volvió a dar atisbos de su enorme clase, que le permitió hacerse con un palmarés envidiable. Campeona olímpica de super G en Sochi 2014, donde también se colgó la plata en gigante, el mismo metal que se llevó cuatro años más tarde en el super G de PyeongChang, donde perdió el oro por una sola centésima ante Ester Ledecka cuando todo el equipo austriaco ya celebraba la revalidación del título.

Un duro golpe anímico para la tres veces campeona del mundo, la primera en la combinada en Garmisch 2011 y después con dos oros en Vail 2015 (super G y gigante), donde además se hizo con la plata en descenso. Veith fue campeona del mundo junior en cuatro ocasiones, haciendo doblete en Quebec 2006 (combinada y super G) y Formigal 2008 (gigante y combinada).

En la Copa del Mundo Veith fue campeona absoluta en 2014 y 2015, llevándose dos Grandes Globos, además de los de gigante en ambas temporadas. Ha disputado 251 carreras en el circuito, ganado once gigantes, tres super G y una combinada y subiendo en otras 31 ocasiones al podio. Polivalente, con una clase y un talento innegables con los esquís en los pies, en la pasada temporada su falta de confianza fue evidente, lo que le decidió a colgar los esquís a los 30 años.

Rebensburg fue la vencedora del último descenso en Garmisch. Lo hizo ante su afición, siendo su primera victoria en esta disciplina y la última xde su carrera deportiva.
Rebensburg fue la vencedora del último descenso en Garmisch. Lo hizo ante su afición, siendo su primera victoria en esta disciplina y la última de su carrera deportiva.

Rebensburg, adiós por sorpresa

Tampoco veremos a otra campeona olímpica, Viktoria Rebensburg, que ha dicho adiós a los 31 años de manera sorprendente el mes pasado cuando todo apuntaba a que seguía en activo. La alemana se proclamó campeona olímpica de gigante, su especialidad, en Vancouver 2010, y cuatro años más tarde en Sochi se hizo con el bronce. Atesora dos platas mundialistas en Vail 2015 y Are 2019 y se retira con 19 victorias en la Copa del Mundo, subiendo otras 30 veces al podio después de 259 carreras disputadas. Gigantista pura, ha destacado en pruebas de velocidad, ganando cuatro super G y un descenso, su última victoria nada menos que en Garmisch ante su afición rendida. Al día siguiente, en el super G de la Kandahar, se fracturó la meseta tibial derecha y ya no volvió a competir.
Quince días antes tuvo que aguantar reproches en el seno del equipo alemán por su falta de resultados.

Las lesiones han sido una constante en la trayectoria de Tina Weirather.
Las lesiones han sido una constante en la trayectoria de Tina Weirather.

Tina Weirather también ha optado por la retirada a los 30 años al cabo de una trayectoria deportiva en la que las lesiones han sido una constante. La velocista de Liechtenstein se va con 225 carreras en la Copa del Mundo, saliendo vencedora en nueve de ellas y subiendo al podio en un total de 41 ocasiones. Se hizo con el Globo de super G en 2017 y 2018, fue bronce en esta disciplina en PyeongChang por detrás de Veith y plata en el Mundial de St.Moritz. En su época junior fue campeona del mundo de gigante y de descenso. Su palmarés no estan extenso como el de su madre, Hanni Wensel, ganadora de dos Copas del Mundo, doble campeona olímpica y mundial, ni el de su padre, Harti Weirather, campeón del mundo de descenso, ganador de un Globo de la disciplina y con seis veces victorias en la Copa del Mundo.

Estas tres serán las ausencias más notables en el circuito femenino pero no las únicas. Ana Drev ya anunció su retirada en febrero, Christina Ackerman (campeona del mundo junior de slalom) y Veronique Hronek son bajas también, como Rebensburg, en el equipo alemán. En el equipo austriaco Michaela Dygruber y Marie-Therese Sporer acompañan a Veith en el adiós, lo mismo que han hecho en el noruego Nina Haver-Loseth y Maren Skjold y en el italiano Elena y Nadia Fanchini y Hanna Schnarf. Hay más bajas pero estas son las más significativas.

Andre Myhrer cuelga los esquís a los 37 años.
Andre Myhrer cuelga los esquís a los 37 años.

Myhrer, campeón por descarte

En la Copa del Mundo masculina Andre Myhrer y Peter Fill conforman las retiradas más relevantes. El sueco de 37 años se proclamó campeón olímpico de slalom en PyeonChang al beneficiarse del fiasco de Marcel Hirscher y Henrik Kristoffersen. Fue bronce en su especialidad en Vancouver y ganó el Globo de slalom en 2012. Anunció con tristeza su despedida al cancelarse la pasada temporada y se va con 252 carreras, ocho victorias y 22 visitas más al podio.  Se lleva un récord, el de ser el vencedor de mayor edad en ganar un slalom, el City Event de 2018, a falta de diez días para cumplir los 35. Su compatriota Matts Olsson también cuelga esquís.

Con Peter Fill, de 37 años, se va un ‘descendeur’ de raza, coleccionista de lesiones y ganador tardío, con tres victorias en la Copa del Mundo, los mismos Globos menores que posee, dos de descenso y uno de combinada. Problemas en la espalda le impidieron concluir la pasada temporada y se despide con la friolera de 356 participaciones en la Copa del Mundo.
Otros esquiadores que cuelgan el dorsal son el alemán Fritz Dopfer, el suizo Elia Zurbriggen, hijo del legendario Pirmin, el canadiense Dustin Cook y el austriaco Markus Dürager.

1 Comentario

Deja un comentario