La Copa del Mundo no viajará ni a Estados Unidos ni a Canadá

Lake Louise, Killington y Beaver Creek han quedado fuera de la próxima Copa del Mundo de esquí alpino a causa del Covid-19, de modo que la competición se concentrará en Europa

Mikaela Shiffrin ha ganado todos los slaloms, cuatro, de la Copa del Mundo que se han disputado en Killington.
Mikaela Shiffrin ha ganado todos los slaloms, cuatro, de la Copa del Mundo que se han disputado en Killington.

La Copa del Mundo de esquí alpino no viajará la próxima temporada ni a Estados Unidos ni a Canadá, según ha anunciado la FIS. La cita canadiense de Lake Louise y las estadounidenses de Killington y Beaver Creek, que normalmente se disputan a finales de noviembre y principios de diciembre, no se disputarán a causa del Covid-19 y serán reprogramadas en Europa, donde se disputará, previsiblemente, la totalidad del calendario.

Es la segunda vez que el ‘Circo’ no viaja al continente americano; el precedente fue en la temporada 73-74. Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia con más de 173.000 fallecimientos por cinco millones y medio de casos detectados, según los datos de la Universidad Johns-Hopkins. Las restricciones de viajes son drásticas y ante este panorama se ha optado por eliminar estas carreras en el calendario de la próxima temporada.

Markus Waldner, director de la Copa del Mundo masculina, ha manifestado en un comunicado que «las carreras de inicio de temporada presentan dificultades logísticas únicas, con restricciones de desplazamientos y cuarentenas a la ida y a la vuelta. Estas son las razones por las que se ha tomado esta decisión».

En el periplo norteamericano debían disputarse diez carreras entre el 25 de noviembre y el 6 de diciembre. En Lake Louise (Canadá) arrancaba la temporada de velocidad tantoen hombres como en mujeres, en Killington (Estados Unidos) se disputaban pruebas técnicas femeninas y en Beaver Creek (Estados Unidos)  velocidad y técnica masculina.

A falta de confirmación oficial, Val d’Isère acogerá un super G y un descenso masculino el 12 y 13 de diciembre, además de sus carreras técnicas masculinas previstas el 5 y 6 de diciembre y de su fin de semana de velocidad femenina (19 y 20 de diciembre). Courchevel acogerá una prueba técnica femenina además de su gigante y St. Moritz un descenso femenino que se incluirá en su programa del primer fin de semana de diciembre. Todo ello deberá ser confirmado el 3 de octubre, cuando se apruebe el calendario definitivo de la temporada.

«La modificación del calendario responde al objetivo de la FIS de proteger ante todo la salud de los deportistas, de reducir desplazamientos y de ofrecer a los competidores un calendario detallado lo antes posible», explica la FIS en un comunicado.

Una de las primeras en reaccionar a la noticia ha sido Mikaela Shiffrin, que en su cuenta de twitter ha manifestado que «Killington es mi carrera favorita, ha sido increíble correr allí los últimos años y este sentimiento creo que lo comparte la mayoría de chicas que disputamos la Copa del Mundo. Es una pena pero sería extraordinario poder volver allí la siguiente temporada, con el retorno a la normalidad».

La temporada pasada el virus obligó a interrupir la competición y para la próxima ya se ha adelantado en una semana la cita inaugural de los gigantes en Soelden, que han pasado del 24 y 25 de octubre al 17 y 18. Ayer la FIS dio a conocer el protocolo a seguir cuando empieze la competición para respetar las medidas sanitarias contra la epìdemia.

En esquí de fondo, la prueba en Prémanon (Francia), que debía disputarse en enero, ya ha sido anulada y esa parece ser la suerte que correrán otras. En cuanto al freestyle tiene pruebas en Estados Unidos en diciembre y en Canadá en enero pero todavía no se ha tomado decisión alguna sobre ellas.

1 Comentario

Deja un comentario