Una huella reciente de oso sorprende a unos senderistas en la val d’Aran

La huella del plantígrado en el lago aranés de Montoliu

Las huellas del oso dirección al lago Montolliu
Una muestra de las huellas del oso dirección al lago Montolliu CRÉDITOS: Toti Rosselló

Lo población de osos en los Pirineos sigue siendo una realidad. Y la val d’Aran no es una excepción. Tras la muerte del oso conocido como Cachou a principios de abril, en circunstancia todavía no esclarecidas, la huella de estos plantígrados sigue muy viva en las montañas aranesas.

El plantígrado dejaba su pisada en un lago de la val d’aran

La huella de estos ejemplares dejaba perplejos a unos excursionistas el fin de semana que, al llegar al lago aranés de Montoliu se encontraron unas pisadas recientes de un oso.

La especie se encontró en extinción hace aproximadamente tres décadas. En la actualidad hay más de cincuenta ejemplares que habitan en las comarcas pirenaicas. Y es que desde el año pasado se calcula que han nacido 10 ejemplares, explica La Vanguardia.

1 Comentario

Deja un comentario