Jansrud no es partidario de disputar el Mundial de Cortina tras los Juegos

Vigente campeón del mundo de descenso, Kjetil Jansrud cree que el Mundial de Cortina d'Ampezzo debería disputarse en 2021, ya que hacerlo tras los Juegos de Pekín restaría interés al evento

Kjetil Janrud en el último super G de Kitzbuehel, donde obtuvo su única victoria de la temporada. FOTO: Marca/AFP
Kjetil Janrud en el último super G de Kitzbuehel, donde obtuvo su única victoria de la temporada. FOTO: Marca/AFP

Kjetil Jansrud, vigente campeón del mundo del descenso, se ha pronunciado sobre el posible aplazamiento del próximo Mundial de Cortina d’Ampezzo, solicitado por el Comité Olímpico italiano (CONI). Jansrud, que está entrenando junto al resto del equipo noruego en el glaciar Folgefonna, dice entender la preocupación de los organizadores del Mundial en el aspecto financiero y opina que la FIS debería colaborar si el evento ha de cancelarse. Cree que disputar el Mundial pocas semanas después de los Juegos de Invierno de Pekín restaría interés a la cita.

«Quizás soy un poco categórico pero espero que no suceda, no tiene ningún sentido disputar un Mundial inmediatamente después de unos Juegos», ha dicho Jansrud, que debe defender el título de descenso ganado en el Mundial de Are, a la NRK, la televisión noruega. Jansrud ostenta tres Globos de super G, uno de descenso, se proclamó campeón olímpico de super G en Sochi 2014 y ostenta cinco medallas olímpicas en tres Juegos diferentes. En la Copa del Mundo acumula 23 victorias.

Ser el vigente campeón del mundo de descenso y tener 36 años a la hora de defender título seguramente condiciona la opinión de Jansrud, que no es compartida por otros miembros del equipo noruego. El ganador de la pasada Copa del Mundo, Aleksander Aamodt Kilde, cree que hay que estar preparado para cualquier contigencia y está convencido que el calendario irá adaptándose a la evolución de la pandemia. Kilde está decidido a defender su Globo de cristal y para ello tomará parte en todas las disciplinas excepto el slalom.

La decisión está en manos de la FIS, que deberá pronunciarse al respecto el 1 de julio. Tanto la federación internacional como el CONI están manteniendo conversaciones sobre este tema. Cortina d’Ampezzo tiene la capacidad organizativa pero el descalabro económico en el caso de mantener el Mundial para 2021 y luego tener que aplazarlo se calcula en un millón de euros.

1 Comentario

Deja un comentario