Wengen seguirá en la Copa del Mundo tras un pacto enigmático

Solventado el conflicto con Swiss Ski, Wengen asegura su tríptico en la Copa del Mundo tras alcanzar un pacto con mediación política, del que no se han dado detalles enmedio de un gran secretismo

La presencia del tríptico de Wengen, asegurada en la Copa del Mundo de alpino.
La presencia del tríptico de Wengen, asegurada en la Copa del Mundo de alpino.

El enfrentamiento entre Swiss Ski, la federación suiza, y Lauberhorn OK, la organización de las carreras de la Copa del Mundo en Wengen, ha concluido tras la mediación de la ministra de deportes Viola Amherd. «Las carreras de Lauberhorn están garantizadas para los próximos años», aseguró Amherd en rueda de prensa conjunta con el presidente de Swiss Ski, Urs Lehmann, y del comité organizador, Urs Napflin. También estuvo presente el presidente del gobierno del cantón de Berna, Christoph Amman, según informa Thunertagblatt.

Sin embargo ninguno de los comparecientes quiso dar detalles del acuerdo ni cómo se había llegado al mismo. Un pacto que en las próximas semanas deberá ser elaborado en sus detalles. Sí se señaló en la comparecencia que las carreras seguirán en el calendario de la Copa del Mundo y que la organización, Lauberhorn OK, retirará la demanda ante el Tribunal de Arbitraje deportivo (TAS). «Estamos muy aliviados», fue la escueta manifestación de Urs Lehmann, que aspira a relevar el próximo octubre en la presidencia de la FIS a Gian Franco Kasper. Swiss Ski no estaba dispuesta a asumir una parte del déficit estructural en la organización de las pruebas.

Derechos televisivos, el caballo de batalla

Un arco publicitario en el mundialmente famoso salto de Hundschopf es de los pocos detalles que se filtraron, lo que deberá aumentar los ingresos publicitarios. Una de las acusaciones de Swiss Ski, aparte de la disputa por el reparto de los derechos televisivos que pertenecen a la federación y de los que la organización pedía más dinero, es que Lauberhorn OK no gestionaba adecuadamente la explotación comercial de las carreras. En 2019 la televisión suiza SRF congregó a más de un millón de telespectadores para seguir las carreras.

Las carreras en el Lauberhorn son todo un clásico.
Las carreras en el Lauberhorn son todo un clásico.

Una de las quejas de Napflin era de que los derechos televisivos que recibe la organización de Swiss Ski, que es quien los posee, sólo cubría el 25% del presupuesto total. Y ponía como comparación las pruebas en la estación austriaca de Kitzbuehel, que se embolsa el 40%.

Swiss Ski mantiene en secreto cuánto recibe por derechos de TV pero se sabe que en 2016 el monto fue de cinco millones por las carreras de la Copa del Mundo de alpino, fondo, snowboard y saltos que se disputan en las estaciones del país.

Inversión de dinero público

Una donación particular de 300.000 francos suizos (un franco suizo son 94 céntimos de euro) propició que el conflicto se desencallase y la intervención política acabó por solventar el problema pese a que no se ha dado ningún detalle de cómo se ha llegado a un acuerdo. Se supone que la presencia en la rueda de prensa de Christoph Amman va a significar una inversión de dinero público en el tríptico de Wengen, rumoreándose que la cifra podría oscilar entre el medio millón y los 900.000 francos suizos.

Urs Napflin también fue muy conciso en sus declaraciones y se limitó a decir que «me sorprendió la gran protesta en los medios y en el público. Que hayamos llegado a una solución es un alivio. Ambas partes hemos dado un gran paso y ahora hay que seguir». Amherd, por su parte, fue breve: «Las carreras de Lauberhorn están aseguradas para los próximos años. Es una buena decisión para el deporte suizo». La negativa a dar detalles del acuerdo sorprendió a la prensa congregada, que no pudo conseguir más declaraciones en un clima de secretismo incomprensible en una rueda de prensa.

1 Comentario

Deja un comentario