La nieve ha disminuido en el 78% de las zonas montañosas del planeta

Así lo demuestra un estudio de Eurac Research, realizado en Bolzano

Entre los 1.500 y los 2.000 metros de altura el aumento de la temperatura se ha duplicado
Entre los 1.500 y los 2.000 metros de altura el aumento de la temperatura se ha duplicado FOTO; Commons.wikimedia.org/

El 78 % de las áreas montañosas de todo el mundo tienen menos nieve. Así lo demuestra un estudio de Eurac Research, realizado en Bolzano, en base a imágenes de satélite y mediciones sobre el terreno recopiladas entre los años 2000 y 2018.

El cambio climático ha pasado factura en muchas zonas

En América del Sur, por ejemplo, más de veinte parámetros muestran una tendencia de empeoramiento. Una situación menos grave en los Alpes, a excepción de la zona más oriental, tal y como explica cdt.ch.

De esta forma, la falta de nieve en el Tirol del Sur es un claro ejemplo. La disminución del elemento blanco ha obligado cada año a retrasar el inicio de la temporada de invierno.

“Después de un invierno de nevadas cortas, estamos experimentando una primavera muy temprana. Con los años, los efectos de estos fenómenos se suman y luego se hacen claramente visibles “, explica Claudia Notarnicola, subdirectora del instituto de observación de la Tierra de Eurac Research y autora del estudio.

Las investigaciones muestran una imagen preocupante, especialmente a grandes altitudes. De hecho, la capa de nieve ha disminuido por encima de los 4.000 metros, explica Notarnicola, Y añade que;

“la duración de la nieve es, además, variable y esto depende más del deshielo temprano en primavera que del hecho de que la primera nieve caiga solo a fines del invierno”.

Mapa mundial de la nieve y evolución del clima mundial

Entre los 1.500 y los 2.000 metros de altura el aumento de la temperatura se ha duplicado respecto a la media general y eso está menguando la cantidad de nieve y hielo en los picos.

“El mapa también muestra áreas donde la capa de nieve ha aumentado, por ejemplo en Rusia. Aparentemente, esta es una buena señal, pero en realidad se debe a un aumento de las temperaturas que, aunque permanecen por debajo de cero, aumentan unos pocos grados. Esto, en combinación con la humedad del aire, favorece la formación de nieve “, concluye Notarnicola.

Deja un comentario