Roland Assinger no seguirá al frente de las velocistas del Wunderteam

Después de siete años al frente del equipo femenino austriaco de velocidad, Roland Assinger ha visto cómo no se le ha renovado el contrato cuando todo parecía hecho

Roland Assinger no seguirá al frente del equipo femenino de velocidad austriaco. FOTO: ÖSV
Roland Assinger no seguirá al frente del equipo femenino de velocidad austriaco. FOTO: ÖSV

El Wunderteam no está dispuesto a repetir una temporada como la pasada. Por primera vez desde hace treinta años Austria no ha ganado la Copa de Naciones, que fue para Suiza, y eso ha herido el orgullo nacional. La retirada de Marcel Hirscher y los malos resultados del equipo austriaco, o por lo menos lo que se espera de él, han provocado una serie de cambios para el próximo invierno. A la ya conocida incorporación de Ferdinand Hirscher, padre del campeón de Salzburgo, y Michael Pircher con el reto de elevar el nivel en las pruebas técnicas, ahora se ha sabido que la federación austriaca (ÖSV) ha decidido no renovar el contrato de Roland Assinger, responsable de las velocistas austriacas desde hace siete años. No se ha dado a conocer su sustituto, decisión que no debería prolongarse demasiado ante la inminencia de pruebas de material y entrenamientos de pretemporada.

Bajo la dirección de Assinger el mayor logro fue el oro de Nicole Schmidhofer en el super G de St. Moritz 2017 y el Globo de descenso que se llevó hace dos temporadas la esquiadora de Estiria. En el pasado invierno las velocistas austriacas cosecharon dos triunfos: el de Schmidhofer en el segundo descenso de Lake Louise y el de Nina Ortlieb en el super G de La Thuile, su primera victoria en la Copa del Mundo. Y cuatro podios más, el de Schmidhofer en el super G de Garmisch (2ª), el de Stephanie Venier en el segundo descenso de Lake Louise (3ª) y en el primer descenso de Crans Montana (3ª), y el de Nina Ortlieb en el segundo descenso de la estación suiza (3ª). En 2019 las velocistas de Wunderteam ganaron siete veces, seis en descenso y una en super G. Copar los tres primeros puestos en la general final del descenso en 2019 con Schmidhofer, que se llevó el Globo seguida de Stephanie Venier y Ramona Siebenhofer, marcó el inicio del declive de Assinger al frente del equipo.

Las velocistas austriacas esperan nuevo técnico. FOTO: ÖSV
Las velocistas austriacas esperan nuevo técnico. FOTO: ÖSV

Exigencias de última hora

Al parecer el acuerdo de renovación estaba casi hecho pese a que Peter Schroecksnadel, presidente de la ÖSV, no estaba muy convencido. Unas exigencias de última hora de Assinger rompieron la posibilidad de renovación. Toni Giger, director deportivo de la ÖSV, no quiso aclarar detalle alguno del por qué del desacuerdo. Quien sí dio detalles fue el propio Schroecksnadel, que hace unos días manifestó que «se me está acabando la paciencia. En pleno período de renovación y con Assinger de acuerdo en todo, se descolgó con unas exigencias de última hora. Y en los momentos difíciles a nivel deportivo que estamos viviendo ha sido muy inoportuno».

Medidas severas para volver a entrenar

Con la remisión gradual de las medidas sanitarias está previsto que el equipo austriaco empieze a entrenar dentro de pocos días. Está por ver en qué glaciar pero lo que sí se ha definido que tanto técnicos, esquiadores y todo el personal presente en los entrenamientos de pretemporada serán controlados mediante tests PCR al que se someterán dos veces. La primera antes de llegar a la concentración, para asegurarse que no están infectados, y la segunda antes de marcharse para cerciorarse que no han sido contagiados durante la estancia, que tendrá una duración mínima de ocho días. Entrenarán en pequeños grupos y deberán evitar contacto con terceros.

Deja un comentario