Ilka Stuhec quiere ser campeona del mundo de descenso por tercera vez

La esquiadora eslovena quiere volver a su máximo nivel tras una temporada decepcionante, y se fija como gran objetivo ser campeona del mundo de descenso por tercera vez consecutiva

Ilka Stuhec en el podio del descenso de Are 2019 tras revalidar su título de campeona del mundo, junto a Corinne Suter, plata, y Lindsey Vonn, bronce.
Ilka Stuhec en el podio del descenso de Are 2019 tras revalidar su título de campeona del mundo, junto a Corinne Suter, plata, y Lindsey Vonn, bronce.

Ilka Stuhec quiere volver a ganar el título de campeona del mundo de descenso por tercera vez consecutiva. La esquiadora eslovena, que se hizo con el oro mundialista en la prueba reina en St. Moritz 2017 y Are 2019, se pasó la temporada 2018 en blanco al romperse el cruzado anterior izquierdo cuando entrenaba en Pitzal en vísperas del inicio de la Copa del Mundo.

Volvió a competir en la edición de 2019 logrando dos victorias consecutivas en el descenso y el super G de Val Gardena y otros dos podios más. Sin duda en 2019 su mayor éxito fue revalidar el título de campeona del mundo. Sin embargo, acabó la temporada con una nueva lesión en la misma rodilla, rompiéndose el cruzado posterior en la combinada de Crans Montana en febrero.

La pasada temporada, interrumpida abruptamente por el coronavirus, tenía que volver al nivel de 2017, cuando ‘explotó’ logrando nada menos que siete victorias (cuatro descensos, dos super G y una combinada) y llevándose los Globos de descenso y de combinada. Pero sus expectativas no se cumplieron y una sexta plaza en el descenso de Garmisch fue su mejor resultado. A lo largo de todo el invierno se la ha visto falta de la confianza y agresividad que la caracterizó cuando estuvo en lo más alto y no ha rendido al nivel que se esperaba de ella.

Stuhec, con el oro de St. Moritz 2019. FOTO: Facebook I.S.
Stuhec, con el oro de St. Moritz 2019. FOTO: Facebook I.S.

Stuhec, de 29 años, se ha puesto como máximo objetivo para el próximo invierno volver a ser campeona del mundo de descenso por tercera vez consecutiva, algo que nadie ha logrado. Sólo Maria Walliser se colgó el oro en esta disciplina en dos ocasiones: Crans Montana 1987 y Vail 1989. En categoría masculina es Aksel Lund Svindal el único doble campeón del mundo de descenso al ganar en Are 2007 y Schladming 2013.

La epidemia de coronavirus ha truncado los planes de pretemporada de Stuhec, que sigue su preparación física en su domicilio después de tener que descartar una primera prueba de material en Santa Caterina. A nivel económico la eslovena teme que la pandemia también afecte a sus patrocinadores, por lo que tendrá que trabajar más con el equipo esloveno de Copa del Mundo.

Deja un comentario