Francia apela a las pistas a lidiar con actividades más ecológicas, tras llevar nieve en helicóptero

Luchon-Superbagnèrs transportó 50 toneladas de nieve para salvara 200 puestos de trabajo

Momento del transporte de nieve en Luchon-Superbagnères
Momento del transporte de nieve en Luchon-Superbagnères CRÉDITOS: LCI.FR

La ministra francesa de la Transición Ecológica, Elisabeth Borne, ha llamado al orden a los responsables de estaciones de esquí de los Pirineos franceses. Y es que el video de un helicóptero que transportaba 50 toneladas de nieve el pasado fin de semana en la estación pirenaica de Luchon-Superbagnères de las cotas altas a las más bajas hizo saltar las alarmas.

No en vano, Borne afirmó en una reunión en el Ministerio que el futuro de las estaciones de esquí debe depender única y exclusivamente del cambio climático. También felicitó a los responsables del centro invernal tras un comunicado de la propia estación. Éste afirmaba que el transporte de nieve en helicóptero fue algo puntual y no volverá a ocurrir.

«Ante la falta de nieve, las estaciones de esquí deben reinventarse con nuevas actividades más ecológicas en las pistas como puede ser el senderismo, los trineos en verano o la bicicleta de montaña, entre otras», alegó Borne. Y añadió que «es preciso no depender de la temporada de esquí para subsistir».

Polémica por el transporte de nieve en helicóptero en Luchon- Superbagnères

El pasado domingo, la ministra ya había advertido que llevar nieve en helicóptero no era el camino correcto. Y su secretaria de Estado, Emmanuelle Wargon, había denunciado que esa práctica era poner el mundo al revés.

El uso de un helicóptero el viernes y el sábado pasado durante una hora y media para desplazar unos 80 metros cúbicos de nieve desde las cotas altas de 2.100 metros a las bajas a 1.850 en la estación de esquí de Luchon-Superbagnères, costó 5.000 euros, según el consejo del departamento del Alto Garona.

La falta de nieve hizo peligrar más de 200 puestos de trabajo

El presidente del sindicato Haute-Garonne Montagne, Georges Méric, dijo estar decepcionado. Alegó que fue una medida excepcional.

«Si los restaurantes, hoteles, profesores de esquí de Luchon-Superbagnères hubieran estado quince días sin trabajar hubiese sido un drama ya que se habrían perdido un total de 200 empleos», argumentó Georges Méric.

Con el cambio climático, este tipo de problemas se agravará todavía más. La falta de nieve ya se resiente en la actualidad en la parte continental de Francia a media montaña, entre 1.200 y 2.000 metros, según Météo-France. Para 2050, el fenómeno se acelerará aún más, independientemente de los esfuerzos realizados para combatir el calentamiento global. El uso de nieve de cañón no será suficiente para compensar la desaparición de la nieve natural. Por lo que finalmente, el consumo de agua también se convertirá en un producto más caro.

Más información

El calor excesivo obliga a traer nieve en helicóptero en varias estaciones

Deja un comentario